lunes, 3 de agosto de 2015

Grasa Abdominal; cómo disminuirla naturalmente

Una barriga prominente puede afectar tanto a personas delgadas como con sobrepeso, por lo que suele ser una preocupación común. En ocasiones no poder perder esos centímetros en la zona abdominal puede ser frustrante, y muchas personas han decidido recurrir a procedimientos invasivos como cirugías y liposucción para corregir el problema de la barriga. No obstante, para bajar la grasa e hinchazón en la zona abdominal muchas veces se puede conseguir con la correcta elección de alimentos.

¿Por qué no debemos ignorar la obesidad abdominal?

Un abdomen prominente puede ser signo de una mala digestión, sin embargo, cuando se trata de almacén de grasa, también debemos tomar en cuenta ciertos riesgos para nuestra salud.

La acumulación de grasa en el área abdominal se ha relacionado con riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Además, una circunferencia mayor a 80 centímetros en mujeres y mayor a 90 centímetros en hombres también se ha relacionado con el síndrome metabólico que incluye diabetes, hipertensión, y dislipidemias. Si tenemos tendencia a almacenar grasa en la zona abdominal, se recomienda realizar cambios dietéticos.

¿No te deshaces de esos kilitos de más?

¿Por qué, en ocasiones, a pesar de nuestros esfuerzos no conseguimos reducir esa antiestética grasa abdominal? Te explicamos a qué se debe para que lo tengas en cuenta y pueda servirte de ayuda.

Estamos seguros de que lo habrás probado todo, de que habrás seguido decenas de dietas, que habrás hecho ejercicio y bebido mucha agua y, sin embargo, tu cintura sigue teniendo el mismo volumen.

1. Nos obsesionamos en eliminar todo tipo de grasas

A la hora de bajar de peso, solemos concienciarnos de que hemos de mantenernos firmes a la tentación y reducir por completo el consumo de grasas. ¿Piensas que esto es realmente saludable? ¿Que hemos de prescindir por completo de todos esos alimentos que contienen algún tipo de grasa? No, no es del todo acertado y te explicamos por qué.
Existen grasas que sí son saludables y necesarias para nuestro organismo, como es el caso de los ácidos grasos monoinsaturados.
Generalmente, lo que suele hacer mucha gente es sustituir las grasa por hidratos de carbono, y esto, a largo plazo, no ayuda en absoluto a eliminar la grasa abdominal.
Para reducir el sobrepeso nuestro organismo necesita un nivel adecuado de ácidos grasos, o lo que es lo mismo, las llamadas “grasas saludables”, las cuales podemos encontrar, por ejemplo, en el aguacate, el aceite de oliva o las nueces. Consúmelos cada día, te ayudarán a bajar de peso y además… ¡Son muy saciantes!

2. Nuestro estado de ánimo

¿Cómo te sientes cuando estás siguiendo una dieta para perder peso? Habitualmente, sentimos desde ansiedad hasta tristeza. Se mezcla todo en un pequeño caos emocional, en el cual se combina el deseo por vernos mejor físicamente con el estrés diario y con esa dieta que hemos de seguir donde, en ocasiones, es frecuente que pasemos hambre. O al menos, que no podamos darnos ese capricho ocasional que tanta satisfacción nos ofrecía. Según un estudio del Rush University Medical Center de Chicago (Estados Unidos), es habitual que las mujeres que se sienten tristes o que padecen incluso una depresión tiendan a presentar una marcada grasa abdominal. Así pues, recuerda: igual de importante es cuidar de tus emociones que de tu dieta.

3. ¿Cómo están tus niveles de magnesio?

¿Sabías que este mineral cumple una función esencial para ayudarnos a perder peso? El consumo de magnesio es muy eficaz para equilibrar en nuestro organismo los niveles de azúcar e insulina. Como ya sabes, puedes encontrar magnesio en los frutos secos, como las almendras, así como en legumbres o cereales. No obstante, también puedes tomar complementos vitamínicos que venden en las farmacias o en las tiendas especializadas.

4. ¿Tomas refrescos light?

Es un error en el que solemos caer muy a menudo. Cuando seguimos una dieta para perder peso, en lugar de prescindir por completo de los refrescos, empezamos a consumir los llamados “refrescos light“. Sin embargo… ¿Sabías que lo que conseguimos es precisamente aumentar nuestra grasa abdominal?
Recuérdalo: cuando quieras adelgazar o perder un poco de volumen de tu cintura, deja de tomar refrescos y jamás caigas en el error de consumir los light. ¡Harán que tu abdomen luzca más voluminoso!

5. ¿Tienes más de 50 años y no haces ejercicio?

A partir de los 50 años nuestro metabolismo cambia y ya no es tan fácil perder grasa por mucho esfuerzo que hagamos en controlar todo aquello que comemos. Es importante combinar una buena alimentación con algo de ejercicio diario pero, recuerda, el ejercicio debe ser aeróbico, es decir, que obligue a tu corazón y a tus pulmones a ponerse en marcha, a acelerar la respiración y a mejorar así sus funciones. Este tipo de ejercicio nos va a ayudar a reducir la grasa almacenada en el abdomen, ya que el cuerpo la va a necesitar como fuente de energía o combustible. Así pues, no lo dudes: sal a andar, a correr, a ir en bici, baila…

6. ¿Tomas suficientes alimentos de “colores vivos”?

Puede que te haya sorprendido lo de “colores vivos”. ¿A qué nos estamos refiriendo con esas palabras? Un estudio reciente publicado en la revista The Journal of Nutrition, nos explicó que todas aquellas personas que consumen diariamente alimentos de colores rojos, naranja y amarillos tienen menos barriga y presentan menos grasa abdominal.

¿Quieres saber de qué alimentos estamos hablando? Toma nota:
  • Limones.
  • Naranjas.
  • Toronjas (pomelos).
  • Pimientos rojos.
  • Sandía.
  • Agua de fresas.
  • Uvas rojas.
  • Piña.
  • Calabaza.
  • Papaya.
  • Zanahorias.
Anímate desde hoy mismo a seguir tu dieta de adelgazamiento de un modo más correcto y adecuado. Perder grasa abdominal es posible, siempre y cuando lo hagamos bien, con salud y con motivación, y sin descuidar nuestras emociones.

Recuerda también que un exceso de grasa en el abdomen es muy peligroso para nuestra salud, y que es una de las principales causas de infartos cardíacos.

¿Qué tal si empezamos hoy mismo a poner en práctica estos sencillos consejos?

Té verde

Uno de los tés más populares actualmente para acelerar la pérdida de peso, es el té verde. Pese a que se ha tratado de aislar el principio activo que tiene esta propiedad en el té verde, se ha sugerido que la combinación única del té le otorga esta capacidad.

El té verde tiene la capacidad de reducir los efectos del estrés, y además disminuye la conversión de glucosa en grasa al favorecer su aprovechamiento. Se suele recomendar consumir 3 tazas de té verde al día para gozar de sus beneficios en nuestro peso y salud.

Verduras de hoja verde

La lechuga, espinacas, acelgas, entre otras verduras de hoja verde, son ideales para reducir nuestra grasa abdominal, esto se debe a que son rica fuente de fibra dietética.

Los alimentos ricos en fibra no sólo mejoran nuestra digestión reduciendo el estreñimiento, también ayudan a disminuir los niveles de colesterol en sangre, e incluso puede ayudar a reducir o retardar la absorción de carbohidratos a nivel intestinal. Otra de las ventajas de las  verduras de hoja verde es que tienen un aporte reducido en calorías por lo que son ideales para incluirse en abundancia en cualquier dieta.

Cítricos

Las frutas cítricas son rica fuente de vitamina C o ácido ascórbico, una vitamina popular en la reducción de grasa abdominal, también suele ser la protagonista de dietas desintoxicantes gracias a su poder antioxidante, se dice que ayuda a mejorar el metabolismo de las grasas favoreciendo su reducción. Algunos ejemplos de cítricos son las naranjas, limón, mandarina, entre otros.

Agua

El agua es una bebida natural y libre de calorías, pero ¿qué la hace especial para reducir el abdomen?

La mayoría de las bebidas, como gaseosas, jugos, u otras bebidas suelen ser muy ricas en azúcar y por lo tanto su aporte de carbohidratos es bastante elevado, que no sólo favorece la ganancia de peso, también provoca inflamación abdominal. El agua por el contrario, ayuda a evitar estreñimiento, nos sirve para hidratar nuestro organismo y no aporta calorías.

Se recomienda un consumo de 6 a 8 vasos de agua al día, pero estos requerimientos pueden ser más o menos, dependiendo de las pérdidas de líquidos debido al clima o a los ejercicios.

Aceite de Oliva

Aunque parezca contradictorio el consumo moderado y adecuado de aceite de oliva puede ser beneficioso para nuestra salud y metabolismo.

El aceite de oliva es fuente de grasas insaturadas, las que a menudo son deficientes en nuestra alimentación, y es por su calidad que se recomienda incluir en nuestra dieta. El aceite de oliva también puede ayudarnos a reducir los niveles de colesterol en sangre.

Para aprovechar sus propiedades, se aconseja consumir en crudo, añadiéndose por ejemplo, en cantidades moderadas a ensaladas o pastas. El aceite de oliva de mejor calidad es el extra virgen, de primera presión.

Yogur bajo en grasa

Los lácteos fermentados como el yogur y el queso son alimentos considerados probióticos, es decir, que poseen cultivos vivos de bacterias que son beneficiosas para nuestro organismo. Se ha demostrado que el consumo de alimentos probióticos ayuda a mejorar nuestra digestión, y también a prevenir infecciones al favorecer un sistema inmunológico óptimo. Se recomienda los lácteos fermentados desgrasados.

Cuidado con los siguientes alimentos

Si bien hay alimentos que pueden ser nuestros aliados, hay algunos que es recomendable evitar, especialmente su exceso.

Azúcares: Evita su consumo, desde el azúcar simple para endulzar, hasta el azúcar que está incluido en los alimentos como en los productos de bollería industrial, helados, gaseosas, entre otros.

Grasas: Especialmente las saturadas como las de origen animal, deben evitarse. Prefiere preparaciones de alimentos que no requieran el uso de mucha grasa como los alimentos cocidos al vapor, caldos, asados, etc. Se aconseja evitar frituras y alimentos rebosados.

Dicto Cursos, Talleres y Seminarios personalizados y grupales sobre los temas publicados.

Atiendo consultas sobre trastornos Físicos y Emocionales y realizo tratamientos con:

Acupuntura, Terapia Neural, Homeopatía, Quiropraxia, Fitoterapia, Radiónica, Laserterapia, Cromoterapia, Visualización Creativa, Sanación Cuántica, Terapia de Regresión, Armonización de Chakras y Equilibramiento del Campo Energético.

Si vives en Tunja, Bogotá o Tenjo (Colombia) pide YA un turno a los celulares: 3153232822 / 3003121747 o envía un correo a: bioterapeuta@outlook.com


Si consideras ÚTIL ESTA INFORMACIÓN; compártela con tus amistades y familiares.