jueves, 19 de mayo de 2016

¿Qué es la testosterona y cuál es su función?

La testosterona es una hormona que podemos encontrar tanto en los seres humanos como en el resto de los animales. La testosterona es una hormona androgénica que en realidad es una prohormona ya que para realizar su acción fisiológica o farmacológica debe reducirse en posición 5-alfa-dihidrotestosterona, que es la hormona activa. Los testículos son los encargados principales de producirla en los hombres. Las mujerespor medio de los ovarios también producen testosterona, pero en cantidades muy inferiores. La producción de testosterona en los seres humanos comienza a aumentar de forma significativa durante la pubertad y su descenso empieza después de los 30 años de edad.

La testosterona muy a menudo se asocia con las conductas sexuales, y juega un papel importante en la producción de espermatozoides. Pero esta no es su única misión, también ayuda en la formación de nuestros huesos y masa muscular, en el almacenamiento de grasa en los hombres, e incluso en la producción de glóbulos rojos.

Los niveles de testosterona de un hombre también pueden afectar a su estado de ánimo. Un descenso en los niveles de testosterona puede contribuir a:
  • aumento de peso
  • pérdida de masa muscular
  • cambios de humor
  • disminución de la libido
Los niveles de testosterona pueden comprobarse con un simple examen de sangre. Los hombres cuya producción natural de testosterona haya disminuido significativamente pueden usar testosterona artificial para tratar niveles bajos de testosterona.

Si los niveles de testosterona son moderadamente elevados, en el caso de los hombres apenas se pueden apreciar síntomas notables. Los niños con niveles más altos de testosterona pueden comenzar antes su pubertad y las mujeres con excesiva testosterona pueden desarrollar características masculinas.

Una disminución notable en la libido de un hombre puede ser un síntoma de baja testosterona. La disminución de energía y el aumento de peso también son signos de que la producción de testosterona está desapareciendo. Sentimientos de depresión y baja autoestima también pueden acompañarla.


Los vasos sanguíneos

Los niveles bajos de testosterona se asocian con una disminución de HDL colesterol bueno, un aumento de LDL colesterol malo y un aumento de la tendencia de la sangre para coagularse. Además, la falta de testosterona haría que el cuerpo sea menos sensible a la insulina. Esto se asocia con un mayor riesgo de problemas cardíacos.

Vientre plano, huesos fuertes

Desde los 30 años sobreviene la decadencia física: pérdida de masa muscular, aumento de la grasa y el adelgazamiento de los huesos. La disminución gradual en el nivel de la testosterona juega un papel importante. Esto comienza desde los 25 años. La testosterona extra crea músculos y huesos fuertes, y reduce el riesgo de obesidad.

Con el tiempo, los huesos pueden convertirse en más delgados y más vulnerables a la fractura. La testosterona baja también puede resultar en un descenso del vello corporal.

Además, la testosterona produce los siguientes efectos sobre las características sexuales secundarias:
  • Incremento de la masa muscular (acción anabólica)
  • Proliferación de las glándulas sebáceas. La aparición de acné puede relacionarse con este efecto.
  • Engrosamiento de la piel.
  • Hipertrofia de la laringe y producción de una voz grave permanente.
  • Distribución del vello masculino en: pubis, tronco, extremidades y barba. La testosterona tiene una relación determinada genéticamente con la aparición de calvicie en el hombre.
  • Aumento del ritmo de crecimiento de los huesos largos en la pubertad, y aumento de estatura.
  • Cierre de las placas epifisarias y cartílago de conjunción.
  • Comportamiento más agresivo y mayor vigor físico y muscular en el hombre que en la mujer.
  • Las acciones anabólicas son también evidentes en otros órganos y sistemas: hígado, riñón, corazón, médula ósea, etc.
  • Acciones antineoplásicas: La testosterona posee acciones antineoplásicas en el carcinoma de mama avanzado y metastásico inoperable y donde la radioterapia no tiene indicación. El mecanismo de la acción antineoplásica no es bien conocido, pero existe un porcentaje de efectos positivos en aproximadamente el 30% de los casos.
  • Osteoporosis: La testosterona y principalmente los andrógenos anabólicos han sido utilizados para el tratamiento de la osteoporosis postmenopáusica en la mujer con buenos resultados. El balance de nitrógeno positivo el estímulo a la retención de Fosforo y calcio y la formación del hueso determinan esta indicación. Su utilización clínica debe ser sin embargo cuidadosamente controlada dado los efectos adversos que pueden desarrollarse.
  • Anemia: La testosterona fue utilizada en el tratamiento de diversas anemias, en general su uso puede ser el tratamiento de anemias refractarias. Sus efectos son principalmente indirectos, previo estímulo a la secreción de eritropoyetina. Se ha indicado el tratamiento con andrógenos en anemias aplásicas, por mielofibrosis o por insuficiencia renal crónica.

La orientación espacial

Bajo la influencia de la testosterona, los cerebros masculinos tienen una forma significativamente diferente a los de la hembra. En el útero, durante la infancia y la pubertad, los cerebros masculinos con regularidad “son inundados” con testosterona. Algunos de los efectos son que el hombre puede orientarse correctamente, tiene buena perspectiva, busca parejas sexuales y quiere luchar. Esto también se refleja en las diferencias innegables en el comportamiento durante la conducción entre hombres y mujeres. Como la testosterona afecta al cuerpo entero (a menudo agrandando ciertos órganos, como el corazón, los pulmones, el hígado, etc., los cuales suelen ser más grandes en los varones que en las mujeres), el cerebro también lo es por esta diferenciación "sexual"; la enzima aromatasa convierte la testosterona a estradiol que es la responsable de la masculinización del cerebro.

La testosterona puede hacer que el hombre tenga pensamientos lujuriosos. El sexo del hombre crea ciertos olores que pueden llegar a ser placenteros o incómodos dependiendo del nivel de testosterona. Ese aroma es originado por una glándula sudorípara que al mismo tiempo manda señales a al cerebro, estimulando el apetito sexual.


Hay algunas diferencias entre el cerebro masculino y femenino (posiblemente el resultado de niveles distintos de testosterona), una de estas es el tamaño: el cerebro humano masculino es, en promedio, más grande. En un estudio danés de 2003, en los hombres se encontró que tenían un largo total de 176.000 km de fibras mielinizadas a la edad de 20, mientras que las mujeres tenían un total de 149,000 km. Sin embargo, las mujeres tienen más conexiones dendríticas entre las células del cerebro.

Comida magra y grasa

Los hombres vegetarianos sufren más a menudo de deficiencia de testosterona. También las dietas con poca grasa pueden conducir rápidamente a una deficiencia. Comer grasas, azúcares después de hacer ejercicio y comer alguna otra comida estimulan la producción de testosterona, a pesar de que no es ideal para perder peso. Un montón de comida y grasa proporcionan más insulina, lo que suprime la testosterona, restringiendo el cortisol.

Resistencia frente a fuerza

Los atletas de resistencia fanáticos pueden experimentar una caída en los niveles de testosterona. La causa radica en una disminución de la capacidad de la glándula pineal para enviar una señal a los testículos para producir testosterona. Los atletas de resistencia pueden contrarrestar esto comiendo más proteína animal y grasa o incluso haciendo entrenamiento de fuerza. El entrenamiento de fuerza hace que las células sean más sensibles a la testosterona, lo que aumenta el efecto de la hormona.

Dictamos Cursos, Talleres y Seminarios personalizados y grupales sobre los temas publicados.

Atendemos consultas sobre trastornos Físicos y Emocionales y realizamos tratamientos con:

Acupuntura, Terapia Neural, Homeopatía, Quiropraxia, Fitoterapia, Radiónica, Cromoterapia, Visualización Creativa, Sanación Cuántica, Terapia de Regresión, Armonización de Chakras y Equilibramiento del Campo Energético.

Informes en Concordia (Argentina) celulares: (345) 154249785 - (345) 154084655 Fijo: (345) 4215373
En Bogotá o Tunja (Colombia) enviar SMS a los celulares: 3003121747 - 3153232822
Viber: +543454249785
Skype: german.lancheros32
Nuestro correo: bioterapeuta@outlook.com

Si consideras ÚTIL ESTA INFORMACIÓN;
compártela con tus amistades y familiares.