martes, 29 de marzo de 2016

¡Cuidado! Si tu orina hace espuma o burbujas...

En alguna ocasión me han consultado personas por presentar orina espumosa o con burbujas. En principio, son cuestiones distintas y me gustaría distinguir entre una y otra. Hay que hacer, como siempre, una anamnesis, exploración física y después pruebas complementarias si precisa. En realidad esto empieza antes de que el paciente empiece a hablar porque ya ves su aspecto y cómo se desenvuelve. Solo con esto ya tienes información.

En el caso de la queja de orina espumosa es posible que se deba a la fuerza del chorro de la orina en contacto con la superficie del inodoro y que no haya ningún problema. Esto se produce por haber estado reteniendo la orina de forma consciente. Si hay buen estado general y no se queja de otros síntomas y el aspecto es normal, un análisis de orina normal puede resolver la cuestión.

¿Hay causas patológicas?

Sí, puede ser un exceso de eliminación de proteínas por la orina. A veces puede darse por un proceso febril o un exceso de ejercicio físico. Hay que hacer un seguimiento por si acaso. Lo que sí es importante descartar es un síndrome nefrótico. En este caso se da una eliminación de proteínas abundante por la orina debido a un daño en el glomérulo renal.

Si haces una orina de 24 horas, te encontrarás una pérdida masiva de proteínas por la orina. Elimina más de 3,5 gr/ 24 horas de proteínas y es típico que haga espuma en el frasco o en el inodoro.

Se pierde principalmente albúmina y esto causa una presencia de hipoalbuminemia en plasma y, como consecuencias, presentará edemas en tobillos, párpados, ascitis o anasarca que puedes detectar en la exploración física.

Otra proteína que se pierde es la antitrombina III y eso puede precipitar trombosis arteriales o venosas.

En la analítica también presenta hiperlipemia y lipiduria. Las causas pueden ser primarias o secundarias.

Las causas primarias pueden ser la glomerulonefritis por cambios mínimos en niños y la glomerulonefritis membranosa en adultos.

La causa más frecuente de síndrome nefrótico suele ser secundaria y concretamente por una nefropatía por diabetes, sobre todo si va asociada a hipertensión. La hipertensión maligna puede producir síndrome nefrótico.

Hay otras causas secundarias pueden ser lupus, artritis reumatoide, amiloidosis, sarcoidosis, vasculitis... Neoplasias de pulmón, colon, mama, estómago, leucemias, linfomas, mieloma múltiple... Fármacos como los AINEs,captopril, litio, mercurio, sales de oro, penicilinamina... El consumo de drogas como la heroína intravenosa...

Tras un estudio orientado, se hará un tratamiento sintomático y en función de las causas.

Orina con burbujas de gas

Otra situación que se puede confundir es la presencia de burbujas de gas en la orina. Eso se llama neumaturia y normalmente se presenta con un olor fétido de esta. Puede ser debida a una diverticulitis que se complique con una fístula que comunique colon y vejiga.

Estas fístulas pueden dar lugar también molestias al orinar (disuria) y fecaluria (restos de heces en orina) con fiebre e infecciones urinarias de repetición.

También que interrogar acerca de alguna intervención o manipulación quirúrgica o exploratoria (sonda, cistoscopia) en la zona previa porque puede haber fístulas como complicación de la cirugía.

Hay que descartar una enfermedad inflamatoria intestinal o neoplasias porque también puede causar fístulas a nivel rectal que podrían llegar a vejiga.

En algunos casos puede que no haya fístula y deberse a una infección urinaria por bacterias entéricas que producen gas y no suele oler.

Como es natural, habrá que hacer una historia clínica completa con las pruebas exploratorias correspondientes.

El tratamiento se basará en las causas: intervención quirúrgica, antibióticos.


Conclusión
  • Orina con espuma: descartar proteinuria y síndrome nefrótico.
  • Orina con burbujas de gas: descartar fístulas colovesicales e infecciones urinarias.

Según el color que posea nuestra orina tiene un significado específico y esto no debe dejarse pasar por alto, porque hay que tratarse.

Los cambios de color en la orina puede deberse a trastornos en la salud o bien puede ser producido por la ingesta de alimentos, bebidas o medicamentos.

Significados:
  • Orina marrón puede ser signo de enfermedades en el hígado.
  • Orina verdosa puede ser un síntoma de enfermedades en el tracto urinario.
  • Orina rojiza puede indicar presencia de sangre.
  • Orina un poco turbia su causa puede ser alguna infección o cálculos renales.
  • Orina algo lechosa y con olor desagradable probablemente se deba a una bacteria.
  • Orina con un tono muy claro es señal de que estamos bien hidratados
  • Orina muy oscura puede ser síntoma de una mala hidratación.

Y si cuando esta orinando o micciónando, tu orina sale espumosa podría ser sinónimo de que estas perdiendo proteínas a través de la orina, a esto se le conoce como proteinuria.

La proteinuria puede ser causada por no tomar una suficiente cantidad de agua o por ejercitarte más de lo usual, también puede ser signo de daños a los riñones. Es importante que al observar espuma en tu orina visites a un médico para tener un diagnóstico claro, debido a que si tu orina posee unas cantidades grandes de proteína podría deberse a enfermedades tales como: problemas en las vías urinarias (tumor o infección vesical), insuficiencia cardíaca, problemas renales (daño renal, quistes renales), o bien podría ser por perdida de líquido corporales (deshidratación ).

Si estas embarazada y notas espumas en tu orina debes visitar a un médico con urgencia, ya que esto puede ser síntoma de preeclampsia y podría estar en juego tu vida y el bienestar de tu bebe.

Otras causas que provocan que tu orina pueda salir espumosa o con burbujas:
  • El Síndrome Nefrotico: es un grupo de síntomas que comprenden proteína en la orina, bajos niveles de proteína en la sangre, niveles altos de colesterol y de triglicéridos e hinchazón.
  • La Fistula Vesicocolic: Es una conexión anormal entre el colon y el tracto urinario debido a un edema que se forma en la vejiga urinaria. Este líquido se acumula y produce que la orina salga con espuma.
  • La Diabetes: Pequeñas cantidades de una proteína llamada albumina en la orina puede hacer que en el momento de la micción tu orina salga con espuma. Este es un síntoma de degradación renal.
  • La Infección del tracto urinario: La infecciones urinarias se desarrolla con mayor frecuencia en la vejiga, pero puede propagarse a los riñones. Una de las principales alertas para saber si sufres de una infección en el tracto es la espuma en tu orina.


Recomendación:

Si estás leyendo este artículo y algunos detalles te llaman la atención por estar presentándolos, te recomendamos que no pases ninguno de estos síntomas por alto. Si tu orina con frecuencia sale espumosa, es importante que te atiendas naturalmente o visites a un médico.

Dictamos Cursos, Talleres y Seminarios personalizados y grupales sobre los temas publicados.

Atendemos consultas sobre trastornos Físicos y Emocionales y realizamos tratamientos con:

Acupuntura, Terapia Neural, Homeopatía, Quiropraxia, Fitoterapia, Radiónica, Cromoterapia, Visualización Creativa, Sanación Cuántica, Terapia de Regresión, Armonización de Chakras y Equilibramiento del Campo Energético.

Informes en Concordia (Argentina) celulares: (345) 154249785 - (345) 154084655 Fijo: (345) 4215373
En Bogotá o Tunja (Colombia) enviar SMS a los celulares: 3003121747 - 3153232822
Viber: +543454249785
Skype: german.lancheros32
Nuestro correo: bioterapeuta@outlook.com

Si consideras ÚTIL ESTA INFORMACIÓN;
compártela con tus amistades y familiares.