sábado, 30 de abril de 2016

Choques eléctricos reemplazarían el Viagra

Quizá tengas uno o dos amigos que están consumiendo Viagra. Dos de cada 10 usuarios de la píldora azul están por debajo de los 20 años de edad. Se contarían por millones los penes levemente electrocutados sí esta terapia se generaliza.

Delicioso suplicio

Posiblemente suene a tortura medieval, pero no se trata de aplicarle a tu órgano 220 voltios ni mucho menos, aunque quizá en algún momento esté a la venta un transformador para que los necesitados puedan conectarse a la red eléctrica en busca de estímulo.

Ni siquiera tienes que preocuparte por dar un salto imprevisto al aplicarte el electroshock, alarmando a tus acompañantes, cuando desees alborotarte las hormonas. Se trata de ligeras ondas de choque que curan la disfunción eréctil que padecen cientos de miles de hombres de todas las edades en todo el mundo.

¿Solución permanente?

Los consumidores de Viagra le estarán eternamente agradecidos a la farmacéutica Pfizer por el invento del fármaco, pero este no deja de ser un paliativo, que no ataca el problema de fondo. El efecto temporal del Viagra obliga a programar el sexo, quitando el componente de espontaneidad que tan bien le sienta.

Este novedoso tratamiento podría restaurar la función eréctil, para que enormes contingentes de seres humanos recuperen una plena sexualidad.


Despertando del letargo

Las que quizá sean pronto las ondas más queridas en la historia de la humanidad han recibido el nombre de «ondas de choque extracorpóreas (TOCH)». Propinado el golpecito en el punto adecuado, este actúa sobre los tejidos ocasionando una pequeña dosis de estrés y trauma.

El estímulo eléctrico se ha revelado como un desencadenante de una serie de señales químicas en efecto cascada, que facilitan el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos. La mejor irrigación del pene ha permitido el levantamiento de algunos miembros que se creían cadáveres.

Los felices electrocutados han dicho que a lo sumo solo sienten un poco de ardor.

Alta efectividad

Tras una pequeña prueba piloto, la efectividad del tratamiento fue comprobada experimentalmente en Dinamarca con un universo de 112 hombres de entre 37 y 80 años que no podían tener sexo, con o sin medicación.

El universo fue dividido en dos grupos. Un grupo recibió la terapia verdadera y otro una farsa de terapia que no era del conocimiento de los participantes. Tras seis meses de electrocuciones, el 57 % de los integrantes del primer grupo empezó a tener erecciones naturales y a tener relaciones sin medicación. Un porcentaje fantásticamente alto considerando los antecedentes de los participantes.

¿Por qué no funcionó con todos los que recibieron la terapia real? Puede haber muchas causas, pero las investigaciones continúan.

Dictamos Cursos, Talleres y Seminarios personalizados y grupales sobre los temas publicados.

Atendemos consultas sobre trastornos Físicos y Emocionales y realizamos tratamientos con:

Acupuntura, Terapia Neural, Homeopatía, Quiropraxia, Fitoterapia, Radiónica, Cromoterapia, Visualización Creativa, Sanación Cuántica, Terapia de Regresión, Armonización de Chakras y Equilibramiento del Campo Energético.

Informes en Concordia (Argentina) celulares: (345) 154249785 - (345) 154084655 Fijo: (345) 4215373
En Bogotá o Tunja (Colombia) enviar SMS a los celulares: 3003121747 - 3153232822
Viber: +543454249785
Skype: german.lancheros32
Nuestro correo: bioterapeuta@outlook.com

Si consideras ÚTIL ESTA INFORMACIÓN;
compártela con tus amistades y familiares.