jueves, 24 de septiembre de 2015

Alimentación para Personas con Hipotiroidismo

La tiroides es una glándula ubicada en nuestro cuello justo debajo de "la manzana de Adán", su principal función radica en la secreción de hormonas claves para el crecimiento y metabolismo. Cuando la tiroides no funciona adecuadamente podemos expresar síntomas de una tiroides que trabaja en exceso, condición conocida como hipertiroidismo, o bien, que la función de la tiroides esté mermada, condición que se conoce como hipotiroidismo.

Signos y Síntomas del hipotiroidismo

Cuando la tiroides no produce suficiente hormona tiroidea, nuestro metabolismo es notoriamente más lento, y por lo tanto ciertos síntomas pueden destacar los siguientes:
  • Ganancia inexplicable de peso
  • Bocio
  • Cansancio o fatiga
  • Piel seca
  • Estados depresivos
  • Estreñimiento
  • Debilidad
  • Dolor de articulaciones o músculos
  • Sensibilidad al frío

Se estima que alrededor del 90% de las personas que padecen hipotiroidismo, es de origen autoinmune, o la conocida enfermedad de Hashimoto, no obstante el hipotiroidismo también puede ocurrir debido al uso de ciertos medicamentos o cambios hormonales como los que ocurren durante el embarazo.

Tratamiento

A menudo el hipotiroidismo se trata con sustitución hormonal, es decir, el paciente debe ingerir la hormona tiroidea que la tiroides no produce por cualquier razón.

No obstante, una dieta adecuada puede ayudar a combatir la enfermedad desde la raíz, pues la respuesta inmunológica puede deberse a un desequilibrio general que muchas veces tiene a lugar en nuestros hábitos de alimentación.

Dieta para personas con hipotiroidismo

Aunque nos parezca imposible, el hipotiroidismo puede afectar seriamente nuestro estado de ánimo, nuestra energía y salud en general.

Se recomienda seguir las siguientes recomendaciones dietéticas.

Reduce la cantidad de azúcar en tu dieta: Procura reducir o evitar el consumo de fuentes de carbohidratos simples, tales como el azúcar blanca, las harinas refinadas, productos de bollería industrial, caramelos, helados, etc.

Incluye diferentes fuentes de proteína: Aunque las proteínas de origen animal son adecuadas, no siempre son las más indicadas pues pueden contener antibióticos u hormonas, se desanconseja el consumo de carnes de criaderos o industrializadas. Otras fuentes de proteínas son los frutos secos y legumbres como las habas, lentejas, etc.

Incluye alimentos de origen vegetal: Las vitaminas y minerales son esenciales para que nuestro cuerpo trabaje de forma óptica, estos se encuentran principalmente en los alimentos de origen vegetal, tales como frutas, verduras.

Elige grasas saludables: Los aceites vegetales, así como muchas fuentes vegetales de grasa, son considerados saludables porque ayudan a controlar los niveles de colesterol en sangre. Algunas grasas recomendadas son el aceite de oliva, el aguacate y los frutos secos. También debemos considerar las fuentes de ácidos grasos omega-3 como el pescado azul.

Por último, se suele recomendar una dieta con control en calorías ya que el hipotiroidismo se relaciona con la ganancia involuntaria de peso, debido a que el metabolismo no es óptimo.

Alimentos no recomendados

Existen algunos alimentos que son catalogados como “bociógenos”, esto significa que sus componentes se encuentran sustancias como el ácido clorogénico, litio, ácido cafeico, entre otros, que pueden intervenir en la función tiroidea.

Entre los vegetales que debemos evitar se encuentran las coles de Bruselas, rábano, lechuga, los pimientos, zanahorias, cebollas, perejil, calabaza, berenjenas y apio. Además, algunas frutas también pueden contener estas sustancias, como el limón, las naranjas, granada, higos y ciruelas.

Cabe mencionar que si bien estos vegetales pueden contener agentes bociógenos, sin embargo, estas sustancias son inactivadas cuando se exponen al calor, por lo que una breve cocción o un proceso de fermentación podría ayudar a eliminar su efecto y consumirlas sin problemas.

Tampoco se aconseja el consumo en exceso de frutos secos como las nueces y maní, así como también debemos evitar el consumo de soja.

Algunos expertos han relacionado la intolerancia al gluten, o celiaquía con la enfermedad de Hashimoto y mencionan que tras esta relación, también podría estar la clave del tratamiento. En general, se aconseja adoptar una dieta libre de trigo y de ser posible, libre de gluten.

Evita el consumo excesivo de Yodo

Una recomendación para combatir el hipotiroidismo puede ser el consumo de yodo, ya que las hormonas tiroideas se forma con este oligoelemento, sin embargo, no siempre es la mejor alternativa, a menos que el médico lo indique, ya que esto podría agravar la condición dependiendo del tipo de hipotiroidismo.

Se recomienda evitar el consumo de alimentos ricos en yodo, tales como la sal yodada, las algas, así como suplementos ricos en yodo pues si bien, un consumo moderado del yodo puede ser recomendable, pero en muchos de los casos, no es necesaria la suplementación.

Ejercicio

El ejercicio forma parte de una vida saludable, no obstante, aunque puede ser un importante aliado, será nuestro médico el que pueda indicarnos su práctica, pues cuando existe hipotiroidismo, nuestro rendimiento físico no es el mismo, se aconseja lograr antes el control de la enfermedad.

Visto en BioManantial
Dicto Cursos, Talleres y Seminarios personalizados y grupales sobre los temas publicados.

Atiendo consultas sobre trastornos Físicos y Emocionales y realizo tratamientos con:

Acupuntura, Terapia Neural, Homeopatía, Quiropraxia, Fitoterapia, Radiónica, Laserterapia, Cromoterapia, Visualización Creativa, Sanación Cuántica, Terapia de Regresión, Armonización de Chakras y Equilibramiento del Campo Energético.

Si vives en Tenjo, Bogotá o Tunja (Colombia) separa YA un turno a los celulares: 3003121747 / 3153232822 o envía un correo a: bioterapeuta@outlook.com

Si consideras ÚTIL ESTA INFORMACIÓN; compártela con tus amistades y familiares.