viernes, 11 de septiembre de 2015

Las plantas medicinales y los remedios naturales

Planta Medicinal es cualquier planta que contiene sustancias que pueden ser utilizadas en el tratamiento de alguna enfermedad. En general, no se usa la planta entera sino la parte de ella dónde existe mayor concentración de principios activos. Así por ejemplo, de la valeriana se usa la raíz, de la manzanilla las flores y de la hierba luisa (también llamada verbena o cedrón) se usan las hojas.

El contenido en principios activos de las plantas medicinales varía a lo largo de la vida de la planta debido a la acción de factores internos o externos. Entre los factores externos se encuentran el clima, la calidad de los suelos, la época del año en la que se hace la recolección, las condiciones del secadero dónde las plantas deben ser desecadas para que su contenido en agua sea el adecuado y las condiciones de comercialización. Estas últimas deben ser las necesarias para impedir el deterioro de las plantas y la contaminación con otras plantas, minerales, gérmenes, etc.   

Las plantas medicinales se pueden usar solas o en forma de combinaciones de plantas enteras, flores, hojas, cortezas y raíces que se consumen en diversos tipos de preparados cómo infusiones, tinturas (extractos en alcohol), píldoras, cápsulas, pomadas, compresas, cataplasmas, etc. Se venden en supermercados, tiendas de productos dietéticos y en farmacias También se venden por correo y en programas de ventas por televisión, a través de sitios Web o por venta directa.

Cómo todo lo que se consume, el uso de plantas medicinales puede conllevar riesgos para la salud. Esto es más probable con el consumo de plantas cuyo uso no es bien conocido en la región (especialmente con preparados de plantas orientales). Para reducirlos es conveniente tener en cuenta lo siguiente:

1. Por la seguridad del consumidor, es importante indicar al médico que lo atiende que está usando o que piensa usar el preparado medicinal. Esto es particularmente importante si:
  • Piensa reemplazar su tratamiento médico con uno o más suplementos.
  • Está tomando algún medicamento (con o sin receta) porque muchas plantas producen interacciones con los medicamentos.
  • Tiene una enfermedad crónica.
  • Si tiene que ser intervenido quirúrgicamente. Algunas plantas aumentan el riesgo de hemorragia o interfieren con los anestésicos y los analgésicos.
  • En el caso de las mujeres, si está embarazada o amamantando.
  • Si está pensando en darle un suplemento a un niño.

2. No se debe tomar una dosis mayor que la indicada en la etiqueta del suplemento a menos que un profesional de la salud se lo recomiende.

3. Si aparece algún síntoma que sea preocupante, se debe dejar de tomar el preparado y consultar al médico.

Durante milenios, en todas las civilizaciones, las plantas medicinales han sido la principal herramienta en el tratamiento de las enfermedades. Aunque la mayor parte de las personas lo ignoren, el uso de las plantas medicinales es el origen de la mayoría de los modernos medicamentos. 

Hace un siglo, casi todos los fármacos se obtenían directamente de ellas. Actualmente, muchos de los medicamentos están formados por principios activos que se encuentran en las plantas. Son los llamados fármacos naturales. Hoy, con el avance de las ciencias casi todos los fármacos naturales se obtienen en el laboratorio. Entonces, ¿porqué decimos que son naturales? Son naturales porque la molécula del fármaco se encuentra en la naturaleza.

Por ejemplo, la penicilina se obtiene de un hongo microscópico; hoy no hace falta cultivar kilos de hongos para obtener 1g de penicilina. Después de muchos estudios se logró conocer su molécula y más tarde se pudo sintetizar en el laboratorio. Hoy se obtienen en muy poco tiempo kilos de penicilina exactamente igual que la que produce el hongo Penicillium notatum.

Nuestro organismo es ciego y lo único que sabe es que necesita una determinada molécula para luchar contra la enfermedad. En consecuencia, si tiene una infección que deba ser tratada con penicilina y se la damos, no va a responder de forma diferente según su procedencia, ya que esta no le importa en absoluto.

Entre los ejemplos de fármacos naturales se encuentran algunos tan importantes como los siguientes:
  • Digoxina. Obtenida de la planta conocida cómo digital o dedalera. Es el fármaco más útil en el tratamiento de la insuficiencia cardiaca.
  • Paclitaxel. Procedente de la corteza del árbol llamado tejo (Taxus brevifolia). Se usa en el tratamiento de ciertos cánceres.
  • Aspirina. Obtenida de la corteza del sauce. Se usa cómo analgésico, antiinflamatorio, para bajar la fiebre y para evitar que la sangre se vuelva más viscosa y puedan aparecer trombosis.
  • Morfina. Cómo todos saben se obtiene del opio, sustancia procedente  de la cápsula que queda al caerse los pétalos de la adormidera. Esta planta es muy rica en sustancias activas algunas de las cuales se usan en medicina como la noscapina y la papaverina.
  • Atropina. Se encuentra en la belladona y es una sustancia que ha permitido hacer estudios muy importantes que han mejorado extraordinariamente nuestro conocimiento del sistema nervioso. Además es la base a partir de la cual se han obtenido numerosos fármacos útiles en patologías graves.

El desarrollo de fármacos a partir de las plantas continúa hoy a través de compañías farmacéuticas que realizan en las mismas investigaciones farmacológicas a gran escala. Cuando se observa que una planta posee un efecto beneficioso “importante” sobre una patología, se identifica la sustancia productora de tal efecto, se aísla, se intenta sintetizarla y, si es necesario, se le manipula para mejorar sus propiedades farmacológicas.
Dicto Cursos, Talleres y Seminarios personalizados y grupales sobre los temas publicados.

Atiendo consultas sobre trastornos Físicos y Emocionales y realizo tratamientos con:

Acupuntura, Terapia Neural, Homeopatía, Quiropraxia, Fitoterapia, Radiónica, Laserterapia, Cromoterapia, Visualización Creativa, Sanación Cuántica, Terapia de Regresión, Armonización de Chakras y Equilibramiento del Campo Energético.

Si vives en Tenjo, Bogotá o Tunja (Colombia) separa YA un turno a los celulares: 3003121747 / 3153232822 o envía un correo a: bioterapeuta@outlook.com

Si consideras ÚTIL ESTA INFORMACIÓN; compártela con tus amistades y familiares.