viernes, 1 de julio de 2016

La industria alimentaria nos vuelve adictos

Cuando comes un postre azucarado tu cuerpo aumenta la producción de leptina, que regula el apetito y el almacenamiento de grasa. También la grelina es conocida como la “hormona del hambre” porque las personas que recibieron dosis de esta hormona comieron significativamente más de la ingesta promedio de alimentos. La grelina parece actuar en los “centros de placer” del cerebro, lo que conduce a buscar otra rebanada de pastel o simplemente porque recuerdas lo bien que te supo el primer bocado. Cuando la grelina y la leptina funcionan equilibradamente, tu cuerpo siente menos hambre y deja de comer. Hay muchos factores que crean esta confusión.

Cuando hay resistencia a la insulina, por ejemplo, los niveles de grelina se mantienen elevados, incluso después del consumo de la comida. Esta condición conduce al hambre crónica, el exceso de ingesta de alimentos y el aumento de peso.

Tu mente también influye en los antojos de alimentos. Los alimentos chatarra fueron creados con la intención de querer más.

Las “neuronas del hambre”: tu cuerpo está cableado para tener una respuesta negativa al hambre

Cuando uno tiene hambre, el AGRP hipotalámico dispara sensaciones desagradables en tu cuerpo. Esto, a su vez, impulsa a buscar los alimentos con el fin de aliviar estos sentimientos negativos.  

En tiempos cuando la comida escasea, este mecanismo garantiza la supervivencia.

Estas neuronas del hambre se manifiestan por una necesidad punzante de encontrar la comida.

Hoy, sin embargo, si la comida la tienes fácilmente disponible y no atraviesas por una hambruna, entonces debes silenciar las neuronas de AGRP.

En especial si lo que deseas es la comida basura o chatarra.  

La comida chatarra está diseñada para ser “híper-gratificante”

Los fabricantes de alimentos han descubierto la manera de anular los reguladores de hambre mediante el diseño de los alimentos procesados que te van a “híper-gratificar”.

Los alimentos procesados estimulan una respuesta tan fuerte de recompensa en nuestro cerebro que se hace muy fácil comer en exceso.

Uno de los principios rectores para la industria de alimentos procesados se conoce como “la saciedad sensorial específica.”

El mayor éxito de los fabricantes de comida chatarra, es la creación de fórmulas químicas complejas que despiertan el paladar de tal manera que el cerebro no puede decir: ¡basta!

Las papas fritas son algunos de los alimentos chatarra más adictivos en el mercado, que contienen la “trinidad” de la adicción: azúcar, sal y grasa.

Desafortunadamente, los alimentos saludables como el apio y muchos vegetales carecen de estos atributos. En cambio, el azúcar en sí es altamente adictiva.

Los investigadores especulan que los “receptores dulces” (dos receptores de proteínas ubicados en la lengua), al ser sobre estimulados, generan señales de recompensa excesivas en el cerebro, y anula los mecanismos normales de control, lo que puede llevar a la adicción.

El ayuno para vencer los antojos de alimentos

Una de las maneras más eficaces para eliminar las ansias es el ayuno intermitente, ya que esto ayudará a restablecer tu cuerpo para quemar grasa en lugar de azúcar como combustible principal.

Cuando no se necesita el azúcar para tu combustible primario y cuando tus reservas de azúcar se agotan, tu cuerpo va a sentir menos antojo.

El proceso es simple. Deja de comer tres horas antes de acostarte y no consumas tu primera comida de 13 a 18 horas más tarde.

Esto te ayudará a liberarte de los antojos, y también ayudará a retrasar el proceso de envejecimiento y prevenir muchas enfermedades crónicas degenerativas.

Come alimentos reales: la clave para derrotar los antojos

El esfuerzo concertado de la industria de alimentos procesados para hacer de sus productos lo más adictivos como sean posibles pasa por estimular el metabolismo para quemar carbohidratos.

Mientras estás en el modo de quema de hidratos de carbono, vas a sentir antojo por este tipo de alimentos.

La clave es disminuir la cantidad de alimentos procesados que comes y reemplazarlos con alimentos integrales de alta calidad. Aquí te ofrecemos un plan de acción:
  • Evita la azúcar refinada, fructosa procesada, granos y alimentos procesados
  • Come una dieta saludable de alimentos integrales, orgánicos.
  • Consume verduras, ya que contienen muy pocas calorías.
  • Usa el aceite de coco y está lleno de grasas saludables.
  • Come aceitunas, aceite de oliva y frutos secos crudos orgánicos.
  • Consume aguacates (paltas)
  • Crea tu propio germinador de vegetales cultivados en casa.
  • Reduce o mejor elimina la cantidad de proteínas de alta calidad (carnes de animales y huevos)

Cómo pasar de los antojos
  • Muchos antojos de alimentos se basan en lo emocional.
  • Si buscas un tazón de helado o una pizza cuando estás estresado, solo, enojado o triste, puedes llegar a condicionar tu cuerpo a buscar alimentos poco saludables cada vez que experimentas estas emociones.
  • Mantén los pensamientos negativos y sentimientos alejados y eso te ayudará a pasar de los antojos.
  • Si eres un comedor emocional, o si experimentas culpabilidad u otros sentimientos negativos en relación a la alimentación, te  recomendamos el uso de Técnicas de Liberación Emocional (EFT, en inglés).


El EFT es simple, eficaz y puede ayudarte a eliminar los antojos de alimentos de forma natural.
Damos Cursos, Talleres y Seminarios sobre los temas publicados.
Atendemos consultas sobre trastornos Físicos y Emocionales y realizamos tratamientos con:
Acupuntura, Terapia Neural, Homotoxicología, Quiropraxia, Fitoterapia, Radiónica, Flores de Bach, Visualización Creativa, Equilibramiento del Campo Energético.
Informes en Concordia (Argentina) celulares: (345) 154249785 - (345) 154084655 Fijo: (345) 4215373
En Bogotá o Tunja (Colombia) enviar SMS a los celulares: 3003121747 - 3153232822
Si consideras ÚTIL ESTA INFORMACIÓN;
compártela con tus amistades y familiares.