viernes, 13 de mayo de 2016

Guía para Prevenir el Cáncer (1 de 3)

El cáncer es una de las principales causas de mortalidad en todo el mundo. En 2012 se diagnosticaron 14 millones de casos nuevos, y hubo más de 8 millones de muertes asociadas a esta dolencia. Además, las estadísticas de la OMS (Organización Mundial de la Salud) no son muy esperanzadoras: se prevé que el número de nuevos casos de cáncer aumente a 22 millones en las próximas 2 décadas.

Si continuamos con este estilo de vida tan poco saludable, las previsiones de la OMS desgraciadamente se van a cumplir. Pero podemos hacer algo para evitarlo. Hasta un 80% de los cánceres que se diagnostican en todo el mundo pueden ser evitados siguiendo unos sencillos consejos y evitando ciertos alimentos industriales y poco naturales. ¿Quieres conocerlos? Este artículo es para ti.

¿Cómo se Produce el Cáncer?

El cáncer se origina cuando ciertas células normales se transforman y adquieren la capacidad de multiplicarse e invadir tejidos y órganos, es decir, se vuelven cancerígenas. Todavía no se conoce exactamente cómo o por qué estas células normales se transforman sin más. Sin embargo, sí se conocen ciertos factores que aumentan las probabilidades de que esto ocurra.

Sólo el 20-25% de los cánceres se originan sin conocer exactamente qué los ha causado, o se relacionan con factores genéticos o hereditarios. El resto, un 75-80% de los cánceres, se conoce que están causados por agentes externos que afectan negativamente a nuestro organismo, alterando así las células. La exposición a estos agentes externos tiene que ser continuada (durante un periodo de tiempo de varios años) para que el cáncer se desarrolle, por lo que es más probable desarrollar el cáncer a partir de la mediana edad.

Es por eso que será importante tener en cuenta estos agentes externos y orientar nuestra alimentación y nuestro estilo de vida a procurar evitarlos, para reducir el riesgo de desarrollar cáncer.


Agentes Externos que pueden Contribuir al Desarrollo de Cáncer

En primer lugar vamos a ver qué agentes externos pueden contribuir al desarrollo del cáncer, para así procurar evitarlos en la medida de lo posible.

Los agentes químicos: Muchos agentes químicos son muy cancerígenos, por lo que si debemos trabajar con ellos hay que asegurarse de que las medidas de seguridad son las adecuadas. Algunos de los agentes químicos cancerígenos más usuales son el amianto, el arsénico, el benceno, el cadmio, el mercurio, el níquel, el plomo, los hidrocarburos clorados, o la naftilamina.

Las radiaciones: La radiación también es un agente muy cancerígeno. Encontramos diferentes tipos de radiación:
  • Radiaciones ionizantes: Las producidas por los rayos X. Unas cuantas radiografías no nos harán mal, pero si la exposición fuera continuada, podría hacer que nuestras células se volvieran cancerígenas. Sobre todo, quienes más deben tener precaución son las personas que trabajan con dichas máquinas.
  • Las radiaciones no ionizantes: Las producidas por los rayos ultravioleta del sol. Por eso es tan importante protegerse de las radiaciones solares, ya no sólo por las quemaduras sino porque es muy probable que podamos desarrollar un melanoma o cáncer de piel si nos exponemos demasiado tiempo y sin protección.

Para prevenirlo, no te expongas al sol en las horas de mayor intensidad (de 12 a 16h, sobre todo en verano), y usa siempre protección solar.

El radón: Las radiaciones producidas por la propia corteza terrestre.

Las radiaciones nucleares: Las producidas por fugas en centrales nucleares.
Los agentes biológicos: Las infecciones persistentes provocadas por virus, bacterias o parásitos también pueden contribuir al desarrollo de cáncer.

Destacan los cánceres producidos por el virus del papiloma humano (cáncer de cuello uterino), el virus de la hepatitis B (cáncer de hígado) y el Helicobacter pylori (cáncer de estómago). Por eso es importante mantener las vacunas al día y actuar rápidamente en caso de contagio.

                   Leer la Parte DOS                                                  Leer la Parte TRES

Dictamos Cursos, Talleres y Seminarios personalizados y grupales sobre los temas publicados.

Atendemos consultas sobre trastornos Físicos y Emocionales y realizamos tratamientos con:

Acupuntura, Terapia Neural, Homeopatía, Quiropraxia, Fitoterapia, Radiónica, Cromoterapia, Visualización Creativa, Sanación Cuántica, Terapia de Regresión, Armonización de Chakras y Equilibramiento del Campo Energético.

Informes en Concordia (Argentina) celulares: (345) 154249785 - (345) 154084655 Fijo: (345) 4215373
En Bogotá o Tunja (Colombia) enviar SMS a los celulares: 3003121747 - 3153232822
Viber: +543454249785
Skype: german.lancheros32
Nuestro correo: bioterapeuta@outlook.com

Si consideras ÚTIL ESTA INFORMACIÓN;
compártela con tus amistades y familiares.