viernes, 30 de octubre de 2015

Cómo proteger tu páncreas

El páncreas es un órgano que participa en la digestión y el metabolismo, produciendo enzimas digestivas que ayuda a neutralizar el ácido procedente del estómago, y enzimas que ayudan a la absorción de ciertos nutrimentos. Otra de las funciones principales del páncreas es la de producción de hormonas como la insulina y el glucagón que ayudan a mantener nuestros niveles de glucosa en sangre estables.

Elegir los alimentos correctos y una alimentación saludable puede ayudarnos a cuidar de nuestro páncreas.

Enfermedades del páncreas

Nuestro páncreas no está exento a sufrir problemas y enfermedades, y quizás una de las enfermedades que podemos prevenir con una buena dieta y buenos hábitos, es la pancreatitis, o la inflamación del páncreas.

Esta se puede presentar por niveles elevados de grasa o calcio en sangre, así como también puede ser resultado de una lesión en el abdomen, o alteraciones hormonales.

Otros factores que pueden contribuir a una pancreatitis son la herencia genética, y el uso de ciertos medicamentos. También debemos considerar que hábitos como el consumo de alcohol y el cigarrillo pueden aumentar nuestras posibilidades de padecer una pancreatitis.

Recomendaciones generales

Existen hábitos que pueden ser perjudiciales para la salud de nuestro páncreas, por lo que es conveniente seguir algunas recomendaciones.

Reduce la cantidad de grasa en tu dieta: Los cálculos que se desarrollar en la vesícula biliar por lo regular están formados de colesterol, si bien estos afectan a la vesícula biliar, pueden aumentar la probabilidad de padecer pancreatitis. Se recomienda limitar el consumo de grasas saturadas, preferir las grasas de origen vegetal, como los aceites vegetales o las semillas oleaginosas. Evita (o mejor elimina) el consumo excesivo de carnes rojas, y preferir los cortes magros así como las carnes blancas, tales como el pollo y el pescado.

Incluye suficientes alimentos vegetales: Las frutas y verduras, son rica fuente de fibra dietética, lo cual mejora nuestra digestión y además, puede ayudarnos a reducir nuestros niveles de colesterol en sangre. Cabe mencionar que los alimentos vegetales como frutas y verduras son ricos en vitaminas y minerales, esenciales para un estado óptimo de salud.

Limita tu consumo de azúcar: Especialmente los azúcares simples, ya que estos pueden sobre estimular al páncreas. Los alimentos fuente de este tipo de azúcares son, el azúcar blanca, los caramelos, helados, productos de bollería industrial, miel, entre otros.

Reduce o evita el consumo del alcohol: el consumo excesivo de alcohol, se ha relacionado con riesgo de pancreatitis, por ello, se recomiendo evitar su consumo.

Realiza una actividad física habitual: El sedentarismo a menudo se relaciona con el sobrepeso y la obesidad, por lo que es recomendable practicar una actividad física regular a fin de cuidar nuestro peso y salud general.

Evita dietas intensas o rápidas: Aunque las dietas rápidas puedan parecernos una opción tentadora para perder peso, en realidad pueden aumentar nuestro riesgo de desarrollar cálculos biliares y por lo tanto, también pancreatitis, se aconseja preferir una dieta bien balanceada.

Elimine el hábito de fumar: Se estima que el riesgo en las personas que son fumadores de padecer pancreatitis es el doble comparado con los no fumadores, sin embargo, si se abandona el hábito del cigarrillo se puede disminuir el riesgo.

Alimentos para la salud del páncreas

Si bien hay algunos alimentos que debemos evitar, existen otros que pueden ser aconsejables para nuestro páncreas.

Ajo: gracias a su aporte en compuestos azufrados, flavonoides y selenio, el ajo es un ingrediente apropiado para cuidar de la salud de nuestro páncreas, que de acuerdo a estudios, se han vinculado con un menor riesgo de cáncer pancreático. En general, los vegetales de la misma familia del ajo como las cebollas, chalotes y puerros, pueden tener características nutricionales similares.

Espinacas: son fuente de vitamina B, y su consumo regular, así como de otras verduras de hoja verde, se ha relacionado con un efecto protector contra el cáncer de páncreas.

Yogur: Los lácteos fermentados como el yogur, y el queso, son alimentos considerados probióticos, es decir, aportan bacterias benéficas para nuestro sistema digestivo, lo que favorece un óptimo sistema inmunológico y una mejor digestión. Se aconseja preferir el yogurt griego que es bajo en grasa y natural.

Setas (hongos): El consumo de hongos puede ayudar a reducir el riesgo de padecer cáncer de páncreas, además, el consumo del hongo ganoderma reishi puede prevenir y mejorar procesos inflamatorios.

Uvas rojas: Son fuente de resveratrol, una sustancia con propiedades antioxidantes, se recomienda consumir un puñado diariamente o bien, consumir su extracto. Si bien el vino tinto es fuente de antioxidantes, al ser una bebida alcohólica, no se aconseja especialmente si se padece de pancreatitis.

Arándanos: Estos frutos son fuente de vitamina C y otras sustancias antioxidantes, por lo que nos ayuda a reducir el daño celular y el efecto del estrés oxidativo. Su consumo regular puede ayudar a promover la salud de nuestro páncreas.
Dicto Cursos, Talleres y Seminarios personalizados y grupales sobre los temas publicados.

Atiendo consultas sobre trastornos Físicos y Emocionales y realizo tratamientos con:

Acupuntura, Terapia Neural, Homeopatía, Quiropraxia, Fitoterapia, Radiónica, Laserterapia, Cromoterapia, Visualización Creativa, Sanación Cuántica, Terapia de Regresión, Armonización de Chakras y Equilibramiento del Campo Energético.

Si vives en Tenjo, Bogotá o Tunja (Colombia) separa YA un turno a los celulares: 3003121747 / 3153232822 o envía un correo a: bioterapeuta@outlook.com

Si consideras ÚTIL ESTA INFORMACIÓN; compártela con tus amistades y familiares.