miércoles, 28 de octubre de 2015

MTCh y Dolor Lumbar

La lumbalgia es el problema más habitual del aparato locomotor visto en consulta. Más del 50% de la población occidental sufre de lumbalgia aguda, subaguda, o de crisis agudas de problemas lumbares crónicos, al menos una vez en su vida. Es una de las principales causas de incapacidad laboral. Entendemos por lumbalgia en MTC el dolor de espalda lumbosacrocoxígeo y/o ciático, localizado entre el borde inferior posterior de la caja torácica y la parte inferior de los glúteos. El dolor ciático se produce por compresión del nervio ciático o de sus raíces y se suele irradiar hacia las extremidades inferiores. La lumbalgia y la ciatalgia comparten etiología, patología y tratamiento.

En la MTC, la zona lumbar descrita es la “casa” del Riñón (R). La esfera funcional R incluye los huesos y el sistema nervioso, y por lo tanto el raquis. Se considera a R la “raíz” del Yin y el Yang fisiológicos. En la esfera funcional R, y por extensión en su “casa”, la zona lumbar, se “almacenan” el Qi original (Yuan Qi) y la “esencia” (Jing), y es donde se localiza la puerta de la “vida” (Ming Men). La entraña Fu relacionada con R es Vejiga (V), que también como éste pertenece al elemento agua.

La zona lumbar está relacionada de forma directa con los meridianos de R, V y Du Mai o Vaso Gobernador (DM), los cuales están estrechamente relacionados entre si.

El meridiano principal de V recorre la zona paravertebral en dos líneas paralelas de forma bilateral. El meridiano tendinomuscular de V recorre los músculos paravertebrales bilateralmente y el meridiano divergente o distinto asciende a lo largo de la parte posterior del raquis.

El meridiano principal de R asciende por el raquis desde el perineo y conecta con la vejiga y los riñones. El tendido-muscular recorre la parte anterior del raquis y el divergente asciende junto con el meridiano principal de V y conecta con el vaso maravilloso de la Cintura o Dai Mai a nivel del punto 23V (Shen Shu), que es el punto Shu-dorsal o de “asentamiento” de R.

El vaso maravilloso DM, “mar” de los meridianos Yang, circula a lo largo del raquis. Chong Mai, el vaso maravilloso de “Asalto” o “Penetrante” nace entre los dos riñones, desciende al perineo y envía una rama que asciende por el raquis hasta el nivel del punto 23V.

Causas y tipos de lumbalgias. 

Las lumbalgias pueden ser mecánicas, no mecánicas y referidas. Las lumbalgias mecánicas, en un 90% de los casos, vienen determinadas por sobrecarga postural o funcional (hiperlordosis, hipertonía muscular paravertebral, dismetrías, hipotonía muscular abdominal) o por alteraciones estructurales de la columna (discartrosis, artrosis interapofisaria posterior, escoliosis, espondilolistesis, espondilolisis).

Las no mecánicas no se relacionan con la actividad. Corresponden a patologías inflamatorias (espondilitis anquilosante, artritis, espondilitis infecciosas, artritis reumatoide), osteopatías (osteoporosis, osteomalacia, enfermedad de Paget), tumores óseos benignos (osteoma osteoide), tumores óseos malignos (mieloma, metástasis de otros cánceres).

Las lumbalgias referidas no corresponden a un problema lumbar. Provienen de la patología articular (cadera, zona sacroilíaca, rodilla), cólicos renales o herpes Zoster.

Las ciatalgias suelen estar asociadas a hernia discal, osteofitos posteriores del cuerpo vertebral y de las articulaciones interapofisarias, estenosis del canal medular, espondilolisis, espondilolistesis, procesos infecciosos y a tumoraciones. El dolor suele irradiar a través del nervio y afectar a los meridianos de V y/o VB.

Las lumbalgias pueden ser agudas, cuando duran hasta dos semanas, subagudas, cuando duran entre dos semanas y tres meses, y crónicas cuando duran más de tres meses.

Los casos agudos y las agudizaciones de los subagudos y crónicos están relacionados, en la mayoría de los casos, con síndromes de exceso por bloqueo de Qi y estasis sanguínea en la zona. Son debidos a la actividad física inapropiada, excesos puntuales, a veces generadores de lesiones y traumatismos. En estos casos el dolor es agudo, localizado, pungitivo y empeora con el movimiento, el calor, la presión y la manipulación.

También la afectación de los factores climáticos exógenos (viento, frío y humedad) puede provocar casos agudos o agudizaciones de los subagudos y crónicos, que mejoran con la aplicación de calor y el movimiento suave y empeoran en condiciones de frío y/o humedad ambientales.

Los casos crónicos suelen estar asociados a la debilidad de R, mayoritariamente del aspecto Yang. Distintos factores psicofísicos pueden afectar al Jing, al Yin y al Yang de R durante la vida. Por eso es más fácil que estas lumbalgias aparezcan a partir de los cuarenta. En niños y jóvenes se asocian a una debilidad congénita de R (Jing, Yuan Qi), a malformaciones, a una actividad física intensa que lo ha debilitado y/o lesionado la zona lumbar prematuramente, a secuelas de traumatismos y a los factores climáticos patógenos que debilitan el aspecto Yang de R.

En los síndromes de vacío o insuficiencia de R suelen observarse dolores sordos, difusos, constantes, que mejoran con la manipulación, y en los casos de vacío del aspecto Yang, también con la aplicación de calor.

Con la excepción de los factores constitucionales heredados evidentes y de los debilitantes asociados al proceso de envejecimiento, que afectan tanto al Yin como al Yang de R, definimos cinco elementos principales causantes de lumbalgias y ciatalgias durante la vida:


1.- La afectación por los factores patógenos exógenos climáticos.

El frío y la humedad son factores etiológicos Yin. Juntos, por separado, o asociados al viento como vector que facilita su penetración, disminuyen el Yang y aumentan el Yin. La exposición intensa o repetitiva al frío y la humedad, permite la penetración de estos factores patógenos a través de la piel en los músculos, tendones y meridianos y colaterales de la zona. A través de éstos pueden llegar a afectar a V y R. Si se estancan pueden provocar bloqueo de Qi y estasis sanguínea. Podemos observar lumbalgias agudas, que cursan con dolor intenso, y subagudas y crónicas más moderadas.

Cuando predomina el frío se observa rigidez, contractura de los músculos y sensación de frío en la zona. Cuando predomina la humedad se observa sensación de pesadez, distensión e incluso hinchazón. Estas manifestaciones clínicas se suman cuando actúan los dos factores. La zona lumbar debe ser protegida frente a estos factores patógenos, especialmente en los casos de insuficiencia de Yang R.

2.- La actividad física.

La actividad física, en primer lugar la que implica a la zona lumbar, debido a su intensidad o a su frecuencia, fatiga las estructuras del aparato locomotor de la zona y debilita el Yang Qi de R. La debilidad del Qi de R, al mismo tiempo, debilita las estructuras del aparato locomotor de la zona. Unos parámetros a tener en cuenta al respecto son la constitución y el estado de salud del individuo, dado que determinados esfuerzos serán excesivos en unos individuos, o soportables en otros, dependiendo de estos parámetros.

La actividad física patógena puede estar asociada a la laboral, a la deportiva y a la realizada en situaciones puntuales. En todos los casos tienen un importante peso específico el desarrollo, el tono muscular, la motilidad y la postura del individuo.

Por esta causa se pueden producir lumbalgias agudas, subagudas y crónicas. Corresponden en muchos casos a las lumbalgias consideradas mecánicas en occidente, determinadas por sobrecarga postural o funcional.

El sedentarismo y la falta de actividad física también debilitan el Qi y el aparato locomotor. Pueden ser causa de dolores de espalda en general, y de lumbalgias en particular, en su mayoría crónicos.

3.- La actividad sexual.

Nos referimos a una actividad que, como factor etiológico, es variable en distintos individuos. El hecho de que lo sea depende de la constitución, la edad, el estado de salud y el volumen de esta actividad. La actividad sexual no es un factor etiológico en sí mismo. Afecta sobre todo a los hombres, dado que el acto sexual debilita su Jing y su Qi de R, debido a la actividad física, el orgasmo y la eyaculación. En las mujeres es mayoritariamente más significativo, como causa de lumbalgia, el efecto de la actividad menstrual, dado que ésta consume Jing, Qi y sangre, que el de la actividad sexual propiamente dicha. La actividad sexual excesiva es causa predominante de lumbalgias crónicas.

4.- El embarazo y el parto.

Debilitan la zona lumbar desde una perspectiva física, y debilitan a la esfera funcional R desde una perspectiva energética. No son factores etiológicos en si mismos. El que lo sean dependerá de la constitución, la edad, el estado de salud de la mujer, así como del número de embarazos, abortos y partos sufridos por ésta, y a las condiciones en las que se han desarrollado. Es muy importante la recuperación durante la cuarentena postparto.

5.- El Distrés.

Los picos de estrés muy elevados, y/o los niveles altos de estrés que se mantienen en el tiempo, generan distrés que debilita el Jing, el Yin y el Yang de R. Suele ser causa de lumbalgias crónicas.

Tratamiento.

Para el tratamiento de las lumbalgias y ciatalgias la MTC utiliza la acupuntura y  la moxibustión en sus distintas variantes, el masaje, las manipulaciones de tipo “quiropráctico”, la dieta, la farmacopea tradicional y los ejercicios de Tai Ji y Qi Gong. En los casos de exceso, generalmente agudos, se pone énfasis en el tratamiento del dolor. En los casos de insuficiencia, generalmente crónicos, se pone énfasis en el tratamiento del vacío de fondo. En las crisis agudas de los casos crónicos se trata el dolor, y en la mayor brevedad posible se vuelve al tratamiento de fondo.

Vicenç Bagué
Dicto Cursos, Talleres y Seminarios personalizados y grupales sobre los temas publicados.

Atiendo consultas sobre trastornos Físicos y Emocionales y realizo tratamientos con:

Acupuntura, Terapia Neural, Homeopatía, Quiropraxia, Fitoterapia, Radiónica, Laserterapia, Cromoterapia, Visualización Creativa, Sanación Cuántica, Terapia de Regresión, Armonización de Chakras y Equilibramiento del Campo Energético.

Si vives en Tenjo, Bogotá o Tunja (Colombia) separa YA un turno a los celulares: 3003121747 / 3153232822 o envía un correo a: bioterapeuta@outlook.com

Si consideras ÚTIL ESTA INFORMACIÓN; compártela con tus amistades y familiares.