sábado, 13 de febrero de 2016

Nuestros aliados maravillosos: Los Probióticos

Los antibióticos siguen siendo la opción más utilizada para combatir las infecciones. No obstante, el mundo ha evidenciado las repercusiones negativas que producen en la salud. Debido a ello, nuevas alternativas médicas, como la medicina biológica, empiezan a ganar terreno. El uso prolongado de antibióticos, el consumo excesivo de azúcar, el estrés y otras razones que ‘intoxican’ su cuerpo, generan el desequilibrio de las bacterias protectoras que viven en el intestino.

Esa inestabilidad en el organismo provoca:
  • Problemas en la piel.
  • Infecciones del tracto urinario.
  • Alergias a ciertos alimentos.
  • Trastornos en el estado de ánimo

Sanar con organismos vivos

Los alimentos probióticos son aquellos que contienen microorganismos vivos, los cuales mejoran la producción y estabilidad de las bacterias intestinales beneficiosas que se encuentran en el intestino evitando que las colonias de bacterias patógenas (dañinas) prosperen e invadan la zona causando problemas.

“Los probióticos son bacterias benéficas que el cuerpo necesita para mantenerse saludable. Estas bacterias viven dentro de nosotros y suelen encontrarse en los intestinos, facilitando la digestión, sin embargo, cumplen otras muchas funciones en el cuerpo”, explicó Shekhar Challa, de la Kansas Medical Clinic

El consumo de probióticos ayuda a:

El 70% del sistema inmunológico se encuentra en el tracto digestivo, por eso es importante mantenerlo en un estado óptimo de salud y mantener el equilibrio adecuado, además su consumo permite:
  • Favorecer la generación de enzimas naturales.
  • Prevenir el crecimiento de hongos en el aparato digestivo.
  • Ayudar en el tratamiento del estreñimiento, alergias, enfermedades inflamatorias del intestino o candidiasis vaginal.

Dónde encontrarlos

Se pueden hallar en presentaciones como cápsulas, sobres y comprimidos. Sin embargo, una manera saludable y sencilla de consumir probióticos es mediante el consumo de ciertos alimentos que tienen un gran aporte probiótico.

Alimentos para su apoyo

Los siguientes son algunos de los alimentos probióticos que puede incluir en su dieta diaria para mantener un equilibrio en la microflora intestinal y fortalecer el sistema inmunitario.

Kombucha

Es la fermentación de té endulzado con una mezcla de bacterias y levaduras, con lo que se consigue una bebida carbonatada que contiene vitaminas, ácidos, enzimas, y probióticos. Entre los beneficios para la salud se encuentran la mejora de la digestión, aumenta la energía, ayuda al sistema inmune y reduce el dolor en las articulaciones.

Kimchi

Es un plato coreano que se prepara utilizando col conservada en vinagre y una salsa con un sabor picante o ácido. Es uno de los mejores alimentos probióticos que se pueden incluir en la dieta ya que además de las bacterias beneficiosas también es una fuente de batacaroteno, calcio, hierro y vitaminas.

Miso

Es un condimento japonés hecho de soja fermentada muy utilizado en la medicina tradicional japonesa. Ayuda a regular el sistema digestivo y reducir el riesgo de enfermedades del corazón y cáncer. Otros beneficios del miso incluyen la disminución en los niveles de fatiga, el colesterol, la presión arterial, y la inflamación.

Yogurt

Tal vez el yogur es el alimento probiótico más conocido. Es un producto lácteo fermentado con cultivos activos vivos. Cuando es elaborado de manera casera, ofrece más beneficios ya que contiene más bacterias beneficiosas.

Rejuvelac

Esta bebida fue desarrollada en la década de 1980 por el gurú de la comida sana Ann Wigmore y actualmente es muy popular entre los partidarios de los alimentos crudos. Me intrigó bastante esta bebida debido a un artículo que describe la forma en que ayudó a Eva Moen, una mujer que ha luchado con el alcoholismo la mayor parte de su vida. Había intentado dejar de beber durante años, pero a los 53 años cuenta que se encuentraba a sí misma ocultando botellas medio vacías de whisky en la casa. Un dieta diaria de jugo de pasto de trigo le ayudaba algunas veces. Pero no fue hasta que descubrió Rejuvelac que vio a sus antojos de alcohol desaparecen por completo. "Rejuvelac me curó del alcoholismo", afirma enfáticamente. Esta bebida está hecha de semillas de trigo u otros granos, e incluso la quinua. Rejuvelac es rico en vitaminas B, C, y E, y enzimas. Tiene un sabor limpio y fresco, y con un toque de limón o de naranja o pomelo me gusta beberla mucho.

Kéfir

Es otro producto lácteo fermentado muy similar a un yogur con un sabor agrio. Contiene probióticos, vitamina B12, ácido fólico, calcio, magnesio que ayudan a mantener el sistema digestivo saludable así como lucha contra la inflamación y mejora la digestión de la lactosa.

Tempeh

Este alimento originario de Indonesia es rico en bacterias probióticas. Se utiliza como sustituto de la carne en las dietas vegetarianas por su alto contenido en proteínas, se compone a base de la fermentación de la soja y se presenta en forma de torta o pastel o como una especie de queso. El Tempeh también contiene una buena cantidad de calcio y tiene un bajo nivel de calorías, sal y grasas.

Pan de masa madre.

Gracias a las bacterias vivas en masa fermentada este alimento contiene ingredientes que mejoran la digestión, el funcionamiento del organismo y además minerales, vitaminas, ácidos orgánicos y antioxidantes.

¡No se quede sin probar alguno de ellos!

Terapia microbiológica: Probióticos contra infecciones y alergias

¿Cómo explicar que una rinitis, una infección vaginal o una neurodermatitis tengan origen en comunidades microbianas en desequilibrio? ¿Cómo entender que un tratamiento para la piel pueda afectar al intestino?

Las respuestas a estas preguntas terminan por ratificar que hoy en día, no se puede ver la enfermedad como un hecho aislado, sino que, por el contrario, el organismo está interconectado en un todo, así como el ser humano en su esencia. Ya no se trata de ir al médico para curarse de una infección, sino de indagar qué está pasando en el organismo, en la mentalidad y en las emociones de la persona.

Esta necesidad de entender la salud como un todo le ha dado vida a nuevas terapias médicas, entre ellas a la medicina biológica. Para ésta, se explica que, al existir una correcta convivencia entre las comunidades microbianas patógenas y no patógenas en los seres humanos se tiene una mejor calidad de vida.

La microflora, que se encuentra en boca, nariz, garganta, tracto respiratorio, estómago, intestinos, zona genital y piel, es esencial para la salud, pues ayuda a activar el sistema inmune, a hacer síntesis de vitaminas y a metabolizar los ácidos biliares, entre otros.

En términos generales, las bacterias han sido reconocidas como agentes probióticos, es decir, que están en pro de la vida. A partir de este conocimiento, se ha empezado a comprender que los tratamientos farmacológicos, como el uso de antibióticos, pueden resultar contraproducentes, debido a que estos eliminan las bacterias buenas del cuerpo y desequilibran la microflora. Por ello es importante reforzar los propios sistemas de curación del ser humano para que se pueda gozar de un verdadero bienestar.

La médica alemana Sabine Ahrendt, quien estuvo en Colombia en el Simposio Internacional de Medicina Biológica 2011, realizado del 25 al 27 de febrero, por Eurolife, explica que, aunque tengamos buenos hábitos de vida, este hecho no garantiza por sí mismo que el mecanismo de regulación (la microflora) se encuentre balanceado; razón por la cuál es fundamental para la medicina biológica, la administración de probióticos en búsqueda del equilibrio de la salud.

“Como ejemplo, les puedo decir que en Alemania existen de 20 a 30 millones de alérgicos. Estas enfermedades se desencadenan por el estrés, el medio ambiente y la ingesta de medicamentos; de allí que sea vital fortalecer el sistema inmune. Hay que usar gérmenes probióticos activos e inactivos para la estimulación del sistema inmunológico y así poder tratar las infecciones agudas y las enfermedades crónicas”. Sostiene Ahrendt.

Probióticos y prebióticos: defensores de la vida

Como lo asegura la médica alemana, un sistema inmune y equilibrado ayuda a combatir diferentes tipos de enfermedades. Cuando, por ejemplo, un sistema actúa en excesiva función, ocurren trastornos alérgicos como la neurodermatitis, la urticaria, el asma bronquial y las alergias nutricionales. De la misma forma, las infecciones crónicas urogenitales y del tracto respiratorio, son desórdenes que indican un decrecimiento en la capacidad de respuesta del sistema inmune.

Siendo conscientes de la importancia del sistema inmune en la prevención de alergias e infecciones, los probióticos han ido ganando fama. Según el Programa Mundial de Alimentos (FAO, por su sigla en inglés), estos microorganismos, al ser administrados en dosis adecuadas, confieren un beneficio de salud al receptor.

Son una buena alternativa a los antibióticos pues, de forma natural y sin efectos secundarios, ayudan a mejorar sensiblemente el funcionamiento intestinal y a optimizar la salud, afectada por el estrés, los malos hábitos alimentarios y el abuso de antibióticos.

Para fortuna del ser humano, diversos alimentos son portadores de estos organismos. Los probióticos se encuentran especialmente en los lácteos y las leches fermentadas. En cuanto a los prebióticos (no son microorganismos vivos como los probióticos, sino carbohidratos no digeribles presentes en diferentes alimentos), están en el trigo, el ajo, los duraznos, la cebolla, la remolacha y las alcachofas, entre otros.

Sumado a ello y para tener un mejor refuerzo, el universo médico ha puesto al alcance una serie de suplementos nutricionales ideales. En Colombia, por ejemplo, se cuenta con la gama de medicamentos alemanes de SymbioPharm. En conclusión, las alternativas están al alcance: terapias que nos recuerdan que el cuerpo y la naturaleza ofrecen inigualables opciones de curación.
Dictamos Cursos, Talleres y Seminarios personalizados y grupales sobre los temas publicados.

Atendemos consultas sobre trastornos Físicos y Emocionales y realizamos tratamientos con:

Acupuntura, Terapia Neural, Homeopatía, Quiropraxia, Fitoterapia, Radiónica, Cromoterapia, Visualización Creativa, Sanación Cuántica, Terapia de Regresión, Armonización de Chakras y Equilibramiento del Campo Energético.

Informes en Concordia (Argentina) celulares: (345) 154249785 - (345) 155297201 Fijo: (345) 4215373
En Bogotá o Tunja (Colombia) enviar SMS a los celulares: 3003121747 - 3153232822
Viber: +573003121747
Skype: german.lancheros32
Nuestro correo: bioterapeuta@outlook.com

Si consideras ÚTIL ESTA INFORMACIÓN;
compártela con tus amistades y familiares.