martes, 29 de septiembre de 2015

El Calcio y su presencia en los vegetales. Prevenga la osteoporosis

Mucho se habla y se publicita en TV, cines, prensa, revistas, radio y hasta por las redes sociales y la Internet sobre las grandes bondades y beneficios de consumir leche y que con ello prevenimos muchas enfermedades en los huesos pero, alguien se ha detenido a pensar ¿de donde obtienen las vacas el calcio? En este artículo colocaré el tratamiento natural de la osteoporosis y algunas recomendaciones prácticas para prevenirla. Iniciaremos con algunas definiciones básicas para comprender mejor estas patologías.

¿Qué es la osteoporosis?

La palabra osteoporosis significa hueso (osteo) poroso (porosis) o lleno de hoyos. El hueso es un tejido vivo compuesto de calcio y otros depósitos minerales. Durante la vida, el hueso se degrada y se reemplaza con hueso nuevo. Cuanto se tiene osteoporosis, este tejido se degrada más rápidamente de lo que se reemplaza. Esto causa huesos débiles al volverse delgados (pérdida de masa) y frágiles (susceptibles a fracturas).

La osteoporosis no es igual que la osteoartritis (OA). La OA es una forma común de artritis que afecta las articulaciones. En la osteoartritis, el cartílago que cubre las articulaciones se degrada, causando dolor y rigidez. En la osteoporosis, los huesos se debilitan.

Osteopenia

Mientras que la mayoría de las personas con osteoporosis son adultos mayores, algunos individuos jóvenes pueden presentar una masa ósea baja. El término osteopenia se usa para describir masa ósea que es menor de lo que habitualmente se ve en adultos jóvenes pero no tan baja como para aumentar de manera significativa el riesgo de fracturas. La mayoría de los individuos con osteopenia no necesita terapia farmacológica, a menos que haya factores de riesgo, tratándose con ejercicio y nutrición.Si no te gusta la leche de vaca, de soja y demás lácteos y estás preocupado por tu ingesta de calcio, existen otras opciones para poder administrar este mineral a tu organismo.

Debes saber que los vegetales son una rica fuente de calcio, es por esa razón que los vegetarianos, pueden mantener una vida normal, sin problemas que afecten su sistema óseo y que puedan implicar más adelante en una osteoporosis.

Además es bueno precisar que el calcio, no sólo fortalece nuestros huesos, también es imprescindible para la salud del corazón, el sistema nervioso y la coagulación de la sangre.

La lista que no falla

Los vegetales que contienen calcio son el brócoli, las cebollas, las zanahorias y la coliflor; sin embargo, las semillas de  sésamo (ajonjolí), las semillas de chia, el tofu y las almendras; son las más ricas en este mineral. Entre las frutas se destacan el kiwi, la naranja y la frambuesa.

En las legumbres están los garbanzos y las arvejas y en los cereales integrales el pan de maíz y la harina de trigo integral.

Cambios de estilo de vida para mejorar la salud de los huesos

Vigile su ingesta de calcio y vitamina D. Consumir calcio es esencial para prevenir la pérdida de masa ósea pero también es vital para otros procesos biológicos. El cuerpo debe tener cierto nivel de calcio en la sangre para realizar la contracción muscular, la coagulación y mantener el ritmo cardiaco. Como estas funciones tienen prioridad sobre el papel del calcio en la densidad ósea, el cuerpo toma el calcio de los huesos para conservar normales los niveles sanguíneos cuando la ingesta de calcio no es suficiente. Las dietas ricas en proteína y sal aumentan la cantidad de calcio que el cuerpo elimina. Además, quienes consumen muchos refrescos pueden presentar niveles altos de fósforo, el cual evita que el cuerpo retenga calcio.

Cuánto calcio necesite depende de su edad, sexo y riesgo de osteoporosis. La mejor fuente de calcio es de los alimentos, como (no todos) algunos lácteos o no lácteos mucho mejor (hechos de soja (soya) y almendras) fortificados. Adultos de 19 a 50 años y en hombres hasta los 70, incluyendo a mujeres embarazadas o durante la lactancia necesitan 1,000 mg de calcio al día. Quienes usan corticosteroides, hombres mayores de 70 años, mujeres después de la menopausia que no toman suplementos de estrógeno y mujeres a partir de los 50 años, requieren de 1200 mg diario.

La vitamina D aumenta la cantidad de calcio que el cuerpo absorbe de los intestinos. Las células de la piel generan vitamina D cuando se expone a la luz solar. Algunas personas obtienen suficiente vitamina D con exponer 10 a 15 minutos dos o tres veces por semana cara, brazos y manos al sol del mediodía. Otras buenas fuentes de vitamina D leches vegetales fortificadas con vitamina D y suplementos de vitaminas y minerales. La cantidad recomendada de vitamina D es de 600 UI (unidades internacionales) al día, incluyendo a mujeres embarazadas y durante la lactancia. Los individuos bajo corticosteroides y las personas mayores de 70 años deben aumentar su consumo a 800 UI. Consulte con su médico sobre la dosis que le conviene.

Manténgase activo. Los ejercicios de fortalecimiento o la actividad física que ejerce peso en los huesos pueden ayudarle a conservar la masa ósea. Los ejercicios con pesas y de resistencia son particularmente beneficiosos. Para prevenir las caídas y reducir el riesgo de fracturas si tiene osteoporosis, los ejercicios de flexibilidad y equilibrio le serán muy útiles. El tai chi es un ejemplo de un tipo de ejercicio que enfatiza el entrenamiento del balance.

Corticosteroides y osteoporosis

Los corticosteroides (como cortisona y prednisona) son antiinflamatorios potentes empleados para tratar algunas formas de artritis, entre otras enfermedades. Los corticosteroides pueden provocar pérdida de hueso y reducir la formación de hueso nuevo. También disminuyen la absorción de calcio y son la causa más común de osteoporosis originada por medicamentos. Si toma corticosteroides regularmente, debe hacerse pruebas de densidad ósea con frecuencia para determinar su fortaleza. El grado de pérdida de masa depende de qué cantidad y cuánto tiempo haya empleado el medicamento. Inquiera con el doctor sobre su riesgo de osteoporosis.

Los oxalatos

Si lo que queremos es no tener un desgaste en nuestros huesos, que luego podamos lamentar, es necesario que pongamos atención a alimentos que contienen oxalatos, los que impiden que nuestro organismo absorba adecuadamente el calcio que requiere.

Estos oxalatos vuelven insoluble al calcio que se queda en el intestino, sin poder ser usado.

¿Cuáles son estos alimentos? Están las espinacas, la betarraga o remolacha, las acelgas, el cacao en polvo, el pimiento, el germen de trigo y los frutos secos.

La clave

Esto no quiere decir que no podamos consumir un rico pastel de acelgas o un puré de espinacas. La clave está en consumir estos alimentos con oxalatos alejados de alimentos ricos en calcio.


La alimentación

¡Consuma alimentos frescos! Los alimentos procesados encabezan la lista de los favorecedores de osteoporosis como también la disminución de vitaminas y minerales en el cuerpo por la deficiencia de nutrientes.

¡Cuidado con la sal! En un estudio se comprobó que las mujeres que consumían 3.900 mg de sal excretan 30% más calcio que las que consumen 1.600 mg. Los productos que vienen en bolsitas: chips, platanitos, chicitos, etc. contienen gran cantidad de sal, además de sustancias artificiales que le dan ese "delicioso" sabor y color, favorecedores de gastritis, alergias, asma, rinitis, colitis, etc.

¡Ojo con el café y el té! y con otros productos que contienen cafeína. Si se consumen en exceso la cafeína aumenta la excreción del calcio del cuerpo tanto por la orina como por el sistema digestivo. Algunos estudios revelan que los bebedores de más tres tazas al día aumentan en un 82% el riesgo de osteoporosis. Las otras infusiones que también llamamos té como los de frutas, tés de limón, manzanilla, etc. no contienen cafeína.

¡Cuidado con la cantidad de proteínas que come! Siempre se ha creído que comer más proteína es saludable, pero recordemos el refrán que dice: "Comer más de algo bueno no siempre es mejor".

Recuerda que más vale prevenir la pérdida de calcio. Es sumamente importante entonces que sepas que un exagerado consumo de proteínas (por ejemplo carnes de cualquier tipo o preparación) puede hacernos perder el calcio que tenemos ya ganado, a través de la orina. Esto es mayor si las proteínas que consumimos provienen de productos animales.

El cuerpo no almacena proteína, la que ya no necesita la elimina por la orina. El problema es que en el proceso de metabolización y de eliminación de la proteína se expulsa también el amoniaco y los ácidos. El amoniaco es importante para la reabsorción del calcio por el riñón, pues si no sería fácilmente eliminado del organismo. Por otra parte, la pérdida de ácidos favorece que salga el calcio de los huesos.

Durante 20 años se estudió a 1600 mujeres vegetarianas que también consumían huevo y lácteos (lacto-ovo-vegetarianas), lo sorprendente es que estas personas perdieron sólo el 18% de su trama ósea, mientras que las que consumían todo tipo de alimento, incluyendo carne, perdieron el 35%.

Las bebidas gaseosas que contienen fósforo producen un aumento de éste en la sangre. Como el organismo debe mantener el equilibrio entre el fósforo y el calcio, se ve obligado a trasladar calcio de los huesos hacia la sangre favoreciendo la osteoporosis.

Otros elementos de la alimentación que pueden favorecer la osteoporosis son: Excesivo consumo de azúcar y uno o dos tragos diarios de bebida alcohólica.

Pero también juegan un rol muy importante en la construcción de los huesos el buen consumo de nutrientes como el ácido fólico, la vitamina K, el magnesio, el manganeso y otros. El estrés produce una mayor utilización de algunos de éstos, descendiendo su nivel en la sangre y en los tejidos y favoreciendo -de manera indirecta- la osteoporosis.


Vitaminas y minerales para los huesos 

Aunque el calcio y la vitamina D son primordiales para la salud óptima de los huesos, hay otras vitaminas y minerales que también desempeñan funciones importantes.

Vitamina K

Los estudios señalan que las mujeres posmenopáusicas con niveles deficientes de vitamina K podrían ser más susceptibles a fracturas por osteoporosis. La investigación sugiere también que la vitamina K estimula la formación ósea y disminuye la reabsorción (proceso por el cual los huesos se degradan liberando calcio al torrente sanguíneo). Los vegetales de hoja verde, como las espinacas, la col rizada, el repollo, las acelgas, el perejil, entre otros, son excelentes fuentes de vitamina K.

Vitamina C

Esta vitamina es auxiliar en el proceso de regeneración de los huesos. Los estudios indican que el uso de suplementos de vitamina C tiene un efecto benéfico en la densidad ósea mineral, especialmente en mujeres posmenopáusicas bajo terapia de estrógenos y suplementos de calcio. Verduras como pimientos, chiles, coliflor, frutas como naranjas, fresas y papaya poseen un alto contenido de nutrientes generadores de hueso.

Magnesio y potasio

Según las investigaciones, las personas que ingieren dietas ricas en potasio y magnesio muestran una densidad ósea mayor y huesos más fuertes que aquellas que no lo hacen. Estos minerales ayudan a fortalecer, conservar y regenerar hueso. Muchos de los mismos alimentos son ricos en ambos minerales, tales como nueces, semillas, frijoles, cereales integrales, plátanos, camotes, etc.

Boro

El boro ayuda a que el cuerpo retenga calcio, componente esencial de los huesos. Incluso actúa como repuesto menor de estrógeno, lo cual es importante ya que perder estrógeno acelera la pérdida ósea. Entre los alimentos ricos en boro se encuentran frutas como manzanas, peras y uvas; frutos secos como almendras, avellanas y cacahuates; y verduras como espinacas y brócoli.

Manganeso

Este mineral ayuda al cuerpo a formar hueso y a absorber calcio, entre otras funciones. Los niveles bajos de manganeso contribuyen a causar deformaciones óseas y su deficiencia podría servir para predecir la osteoporosis. Fuentes comunes de manganeso son avena, frutos secos, semillas, frijoles, cereales integrales y espinacas.

Tal vez le convendría tomar suplementos si su dieta no le aporta los niveles adecuados de estos nutrientes. Sin embargo, consumir demasiadas vitaminas y minerales podría resultar dañino. Hable con su médico para lograr el balance apropiado entre alimentos y suplementos.

Vitamina D

Tampoco podemos dejar de mencionar que para una mejor absorción del calcio en el intestino, es ideal combinar el consumo de este mineral con la Vitamina D. cuando no se absorbe suficiente calcio, el cuerpo se ve obligado a movilizar sus reservas depositadas en el esqueleto, lo que termina por debilitar el hueso existente e impide la formación y el fortalecimiento de hueso nuevo y fuerte.

¿Cómo obtener la Vitamina D? Una es a través del sol, con una breve exposición diariamente. La otra con suplementos dietéticos pero no es la más aconsejable; prefiera siempre las formas naturales.


La homeopatía va a ser un fuerte aliado en el tratamiento de la osteoporosis.

Martina llegó al consultorio con fuertes dolores agudos y punzantes en sus músculos y articulaciones, mostraba tendencia a la deformación de las mismas. Silvia presentaba rigidez y cierto grado de anquilosis en sus vértebras cervicales con dolores que curiosamente mejoraban con el tiempo húmedo. Juana más bien se quejaba de dolor en la cintura, su columna lumbar presentaba una pequeña desviación. Marcela, mujer delgada, tenía una gran sensibilidad al tacto en toda su columna vertebral, con dolores quemantes, especialmente localizados entre las dos escápulas .

Todas ellas son mujeres que ya pasaron la menopausia y que tienen en común la presencia de osteoporosis.

Los estrógenos homeopáticos no producen efectos secundarios, ni riesgo de cáncer como los que son químicos. También se pueden administrar otros medicamentos homeopáticos como la testosterona y la progesterona de acuerdo con el caso por tratar. A cada paciente se le recomienda un tratamiento específico, así Martina, Juana, Silvia y Marcela, necesitaron medicamentos diferentes.

Es necesario aclarar algunos conceptos sobre el desarrollo de la osteoporosis. Existe dos tipos: la llamada osteoporosis primitiva y la osteoporosis posmenopáusica. La segunda tiene íntima relación con la primera.

En los primeros 20 años de la vida se produce un aumento de la masa ósea, la mujer presenta un 20% menos de aumento que el hombre, por razones genéticas. Pero si la niña y la adolescente efectúan ejercicio físico regular e ingieren una alimentación rica en calcio, el aumento de la masa ósea es mayor, con lo cual están comenzando a prevenir la osteoporosis.


Bibliografía

    J.R.Lee, MD. "Significance o Molecular Configuration specificity: The Case of Progesterone and Ospeoporosis". Towsend Letter for Doctors 119 (Junio 1993), 558-562
    D.P.Kiel et al. "Caffeine and the risks of hip fracture: the Framingham Study." American Journal of Epidemiology. 132:4 (octubre, 1990), 675-678
    L.A.Pruitt et al. "Weight-Training effects on bone mineral densitiy in early postmenopausal women". Journal of bone and mineral research 7: 2 (febrero 1992, 179-185.

Dicto Cursos, Talleres y Seminarios personalizados y grupales sobre los temas publicados.

Atiendo consultas sobre trastornos Físicos y Emocionales y realizo tratamientos con:

Acupuntura, Terapia Neural, Homeopatía, Quiropraxia, Fitoterapia, Radiónica, Laserterapia, Cromoterapia, Visualización Creativa, Sanación Cuántica, Terapia de Regresión, Armonización de Chakras y Equilibramiento del Campo Energético.

Si vives en Tenjo, Bogotá o Tunja (Colombia) separa YA un turno a los celulares: 3003121747 / 3153232822 o envía un correo a: bioterapeuta@outlook.com

Si consideras ÚTIL ESTA INFORMACIÓN; compártela con tus amistades y familiares.