martes, 29 de septiembre de 2015

¿Piel Bonita y Aumento de Glúteos...? ¡Sencillísimo!

Tener una piel bonita, radiante, de aspecto saludable es el objetivo de muchos de nosotros, ya que no importa cuál sea nuestro trabajo o actividad, siempre creemos que una piel bonita nos hace lucir mejor y también es sinónimo de salud. La piel es el órgano de mayor extensión en nuestro cuerpo, y pocas veces le brindamos los cuidados que merece. Recuerda: Tu piel, un reflejo de tus hábitos.

Son muchas las razones que pueden afectar el aspecto y salud de nuestra piel.

Una alimentación inadecuada, la exposición a los rayos solares, el mal dormir, el estrés, el consumo de bebidas alcohólicas en exceso, tabaquismo, entre otros, son los principales culpables de que nuestra piel luzca seca y opaca, es por ello que para tener una piel más bonita, debemos hacer cambios de hábitos.

Adopta una rutina diaria de limpieza

Durante el día, nuestra piel acumula toxinas y sustancias contaminantes como suciedad a las que nos exponemos, por ello, es importante limpiar diariamente nuestra piel.
Se recomienda no utilizar jabón común para las áreas como el rostro, ya que esta piel, es más delicada y se reseca con facilidad, elige un producto adecuado para tu tipo de cutis. Si tienes una piel muy reseca, es posible que debas utilizar un jabón a base de glicerina.
Lavar el rostro durante la noche y la mañana, debe formar parte de tu rutina diaria, además, luego de la limpieza, es adecuado aplicar un producto hidratante para tu tipo de piel.
Si utilizas maquillaje, siempre retíralo antes de acostarte, pues dejarlo durante la noche puede interferir con el proceso normal de renovación de la piel.

Exfolia

Si quieres una piel más radiante y sana, no puede faltar la exfoliación, que es un proceso por el cuál eliminamos las células muertas y otras impurezas de la piel, renovando su aspecto.  La exfoliación además, ayuda a estimular la circulación y la renovación celular.
Existen muchos productos naturales que podemos emplear para exfoliar la piel, como lo son, la arcilla, el azúcar, la harina de arroz, entre otros. Asegúrate de que el método para exfoliar que elijas, sea adecuado para tu tipo de piel y el área donde va a utilizarse, existen exfoliantes suaves que se pueden emplear en el rostro, mientras que las piernas y otras zonas se suelen exfoliar con productos no tan suaves.
Se recomienda exfoliar la piel 2 veces al mes o máximo una vez a la semana, la exfoliación excesiva puede irritar y lastimar la piel.


Protégete del sol

Muchos de nosotros no tenemos el hábito de cuidar nuestra piel de los rayos del sol, lo cual es un terrible error, pues el sol, es uno de los principales enemigos de nuestra piel. Se aconseja utilizar un producto con factor de protector solar de 30 siempre que salgamos de casa.
Hoy en día muchos productos como cremas hidratantes para la piel o bases de maquillaje, tienen protector solar. Aunque el sol no sea intenso, por ejemplo en temporada de invierno, aún debemos emplearlo.

Bebe suficiente agua

Una piel seca puede ser a consecuencia de una hidratación deficiente, y aunque acostumbremos a utilizar cremas hidratantes, el consumo de líquidos es esencial para una hidratación adecuada.
Se aconseja consumir de 4 a 8 vasos de agua diarios dependiendo de nuestras necesidades y condiciones, como lo es el clima, o la cantidad de ejercicio que realizamos.
Elimina la comida chatarra
Si bien la piel es un reflejo de nuestra salud, también reflejará una alimentación deficiente en nutrientes, como puede ser, una dieta basada en alimentos chatarras o de pobre calidad nutricional.
Se aconseja incluir alimentos ricos en vitaminas y minerales, que le brindan a nuestra piel protección ante la acción de los radicales libres, además, estos nutrimentos también nos ayudan a tener una piel más hidratada y nutrida, puedes encontrar vitaminas y minerales abundantes en los alimentos de origen vegetal, como frutas y verduras.
Elige las fuentes de grasas saludables, como el aceite de oliva extra virgen, o las semillas oleaginosas y prefiere los cereales integrales. Se deben evitar productos industrializados, ricos en azúcar, y frituras.

Duerme bien

Ha sido probado que durante la noche, nuestra piel se renueva, esto ocurre mientras dormimos, no obstante, cuando tenemos un sueño deficiente, nuestra piel luce opaca, demacrada e incluso puede ser más susceptible a los signos de la edad.
Dormir bien no sólo nos brinda una piel más sana, también nos ayuda a estar más alertas y saludables en general.

Deja los malos hábitos

Hábitos como fumar o consumir alcohol nunca son recomendables, sin embargo, si queremos una piel más saludable debemos evitar estos hábitos.
Se ha comprobado que fumar provoca la aparición de líneas de expresión tempranas, haciendo la piel del fumador, más susceptible a los efectos de los radicales libres.
Por otro lado el alcohol también puede afectar la piel al deshidratarla y volverla más susceptible a desarrollar arrugas tempranas.


Cómo AUMENTAR los glúteos naturalmente

Se puede aumentar los glúteos de forma natural a base de trabajo duro, y aunque los resultados pueden demorar hasta un mes en ser visibles, una rutina adecuada de ejercicio y una dieta apropiada son la clave para el éxito.

Para aumentar los glúteos, el objetivo debe centrarse en ganar músculo y no en la ganancia de masa grasa, como quizás podamos pensar que es más adecuado. Además, por éste método natural, no sólo se aumenta el volumen de los glúteos, también se puede dar forma y obtener más firmeza.

Descubre cómo almacena grasa tu cuerpo

Es nuestra genética la que va a determinar la forma en que nuestro cuerpo almacena la grasa, por ejemplo, algunas personas tienen predisposición a almacenar grasa en brazos y busto, y menos en caderas, a este cuerpo se le conoce como “triángulo invertido”.

Por otro lado, hay personas que tienen tendencia a almacenar la masa grasa en el área de las caderas que se le suele conocer como “triángulo”, y otras en el área abdominal. Conocer nuestro cuerpo es importante, pues  así sabremos como balancear nuestra silueta.

Hay que tener en cuenta por ejemplo, que una cintura más pequeña y un vientre plano, puede hacer destacar nuestros glúteos, por lo que es aconsejable trabajar los glúteos y la zona abdominal, dependiendo de nuestro tipo de cuerpo.

Dieta

Obtener el balance adecuado para ganar músculo  sin aumentar la masa grasa puede ser un poco complicado, sin embargo, se aconseja, aumentar la cantidad de carbohidratos, preferentemente complejos, es decir, evitar los carbohidratos simples tales como los helados, caramelos, chocolates blancos, pasteles, etcétera, en su lugar, son mejores las pastas, panes y cereales integrales, así como las frutas y legumbres.

Además, eliminar todas las carnes como nuestra proteína o carnes blancas, así como preferir las proteínas de origen vegetal.

En cuanto a los aceites y grasas, son recomendables los de origen vegetal, preferentemente extra virgen o de primer prensado, fuentes de grasas saludables también son las semillas oleaginosas tales como las nueces y almendras.


Ejercicios para aumentar los glúteos

La rutina adecuada para fortalecer los glúteos es clave para dar volumen y firmeza. Se aconseja dedicar al menos 30 minutos a nuestra rutina, es recomendable realizar la rutina entre 4 a 5 veces por semana para un mejor resultado.

Estocada

Cómo realizarlo: Nos colocamos erguidos mirando al frente, después, dando un paso al frente con nuestra pierna derecha,  flexionamos hasta que nuestra cadera alcance la altura de nuestra rodilla derecha, y volvemos a la posición inicial de pie, repetimos con el pie izquierdo, alternando en cada repetición.
Estos ejercicios deben realizarse pausados, y procurar hacer 15 repeticiones en cada pierna, si queremos hacer un trabajo extra, podemos incluir una mancuerna en cada mano, manteniendo los brazos a los lados.

Estocadas Laterales

Una variante que puede ser útil, son las estocadas laterales.
Cómo realizarlo: Nos ponemos de pie con los pies separados a la altura de nuestros hombros, damos un paso de costado con nuestro pie derecho, y flexionamos a la altura de nuestra rodilla derecha, nuestra pierna izquierda debe extenderse a medida que descendemos, regresamos a la posición original, y realizamos el ejercicio con la pierna izquierda, alternando en cada repetición.
Se aconsejan de 12 a 15 repeticiones lentas por cada pierna.

Sentadilla

Un ejercicio excelente para fortalecer las piernas glúteos y muslos son las sentadillas.
Cómo realizarlo: Nos colocamos de pie con nuestros pies ligeramente separados y los brazos estirados al frente, descendemos, flexionando a la altura de nuestras rodillas, volviendo después a la posición a la posición de pie.
Si nos cuesta trabajo descender podemos tratar de descender menos, o bien, utilizar una pared para apoyarnos con nuestra espalda.
Se aconseja realizar 15 a 20 repeticiones, realizándolas lo más lento que podamos.
Dicto Cursos, Talleres y Seminarios personalizados y grupales sobre los temas publicados.

Atiendo consultas sobre trastornos Físicos y Emocionales y realizo tratamientos con:

Acupuntura, Terapia Neural, Homeopatía, Quiropraxia, Fitoterapia, Radiónica, Laserterapia, Cromoterapia, Visualización Creativa, Sanación Cuántica, Terapia de Regresión, Armonización de Chakras y Equilibramiento del Campo Energético.

Si vives en Tenjo, Bogotá o Tunja (Colombia) separa YA un turno a los celulares: 3003121747 / 3153232822 o envía un correo a: bioterapeuta@outlook.com

Si consideras ÚTIL ESTA INFORMACIÓN; compártela con tus amistades y familiares.