miércoles, 20 de enero de 2016

La caída del cabello.

Cuando notas que estás perdiendo cabello en exceso, seguramente entras en pánico, comienzas a preguntarte si, ¿será para siempre?, ¿se detendrá?, ¿será total?, muchas veces estos cuestionamientos se vuelven incesantes, y hacemos de todo para evitar que la pérdida de cabello, continúe.

Es muy importante conocer las causas de la caída del cabello, debido a que de esta forma es más fácil determinar que opción para combatir la caída es la adecuada, en caso contrario, podemos recurrir a variados tratamientos sin resultados, pues no todos se encaminan a combatir la causa adecuada para cada caso.

Deficiencia nutricional

La dieta, juega un papel importante en la pérdida de cabello, ya que algunas deficiencias nutricionales pueden provocar la caída de nuestro pelo.

Las vitaminas son clave, pues las deficiencias en vitaminas como el ácido fólico y las vitaminas B5 y B6 pueden tener como uno de los síntomas la pérdida de cabello, de igual forma, algunas deficiencias de minerales pueden dar como resultado a la caída del cabello, tales como el selenio y el hierro.

Es importante, que verifiquemos la calidad de nuestra dieta, si es que estamos comiendo o no lo suficiente, si es variada, incluye distintos tipos de alimentos, etc. Es sabido también que dietas muy estrictas y rápidas pueden dar a lugar a la pérdida de cabello, tanto por el estrés que genera el seguimiento así como la falta de nutrimentos.

Estrés

La caída del cabello es estresante, pero es muy probable que el propio estrés sea el culpable de la caída de nuestro cabello.

El estrés puede afectar a nuestro organismo de distintas maneras, y una de ellas, es la alopecia nerviosa, es decir, cuando el cabello se cae por estrés, ansiedad o inclusive depresión.

Para saber si el estrés es la causa, debemos hacer un análisis de cómo nos sentimos, si sentimos presión en nuestros trabajos, actividades diarias, o por alguna cuestión personal, si tenemos problemas de sueño, de concentración, falta de apetito, entre otros síntomas que pueden relacionarse con periodos de estrés.

Cabe mencionar que se trata de una alopecia temporal, es decir, una vez que superemos el estrés o la ansiedad, el cabello vuelve a crecer con normalidad, sin embargo, puede tomar semanas o incluso meses y estresarnos más por la caída, no ayuda.

Otra de las formas de identificar la alopecia por estrés, es que suele aparecer en secciones del cuero cabelludo, manifestándose a veces como áreas circulares sin cabello.

Alteraciones hormonales

El cabello también puede caerse como resultado de la fluctuación de ciertas hormonas, concretamente, cambios hormonales como los ocurridos en la menopausia, pueden venir acompañados de la pérdida de cabello.

Las alteraciones en los niveles de hormonas tiroideas también pueden provocar la caída de cabello.

A menudo la pérdida de cabello debida a factores hormonales es temporal, es decir, sólo se presenta cuando existe dicha alteración y una vez que el problema es tratado o se detiene es posible que vuelva a crecer sin problemas.

Enfermedades

Algunas enfermedades tienen como uno de sus síntomas la caída del cabello. Ciertas enfermedades autoinmunes como el lupus puede provocar la pérdida capilar, por otro lado, el hipotiroidismo antes mencionado también puede provocar la pérdida de cabello.

Otras enfermedades que incluyen este síntoma son la sífilis y enfermedades del cuero cabelludo como la tiña.


Efectos secundarios de algunos tratamientos

Es fácil relacionar la caída de cabello con algunos fármacos o tratamientos como por ejemplo, los empleados en quimioterapias, sin embargo, hay otros fármacos que pueden tener como efecto secundario la pérdida de cabello, es por ello que si nos encontramos bajo un tratamiento, conviene consultar con nuestro médico si la pérdida de cabello podría estar relacionada con su consumo. Los anticonceptivos orales también pueden provocar la pérdida de cabello en algunos casos.

Cuando algún fármaco o tratamiento es la causa de la caída del pelo hay que saber que es reversible cuando se suspende el tratamiento y el cuerpo puede desintoxicarse de sus efectos.

Genética

Quizás la causa a la que más tememos descubrir cuando el cabello se cae, es la genética. Esto quiere decir que nuestros padres nos han heredado la posibilidad de sufrir una calvicie irreversible.

Cuando el cabello se cae por herencia familiar suele ser difícil de combatir, aunque podemos tratar de cuidar nuestro cabello para limitar la caída dentro de lo posible y evitar que el progreso sea acelerado.

¿Quién puede darte un diagnóstico?

Algunas veces puede ser fácil identificar la causa, por ejemplo cuando nos damos cuenta que la pérdida de cabello coincide con el inicio de una dieta estricta, o un periodo estresante, pero en otras ocasiones, no encontramos la causa aparente, por lo que lo más aconsejable es acudir a un dermatólogo que pueda analizar nuestros síntomas, estado del cuero cabelludo y la apariencia del cabello perdido.

Una vez que conozcamos la causa o el diagnóstico, es más fácil optar por un tratamiento, sea convencional o alternativo, o bien, que sólo requiere de nuestra paciencia para recuperarnos.

Dictamos Cursos, Talleres y Seminarios personalizados y grupales sobre los temas publicados.

Atendemos consultas sobre trastornos Físicos y Emocionales y realizamos tratamientos con:

Acupuntura, Terapia Neural, Homeopatía, Quiropraxia, Fitoterapia, Radiónica, Cromoterapia, Visualización Creativa, Sanación Cuántica, Terapia de Regresión, Armonización de Chakras y Equilibramiento del Campo Energético.

Informes en Concordia (Argentina) celulares: (345) 154249785 - (345) 155297201 Fijo: (345) 4215373
En Bogotá o Tunja (Colombia) enviar SMS a los celulares: 3003121747 - 3153232822
Viber: +3003121747
Skype: german.lancheros32
Nuestro correo: bioterapeuta@outlook.com

Si consideras ÚTIL ESTA INFORMACIÓN;
compártela con tus amistades y familiares.