martes, 26 de enero de 2016

Proteínas y Alimentación

Las proteínas están compuestas por moléculas de gran tamaño que desempeñan un mayor número de funciones en las células de nuestro organismo y constituyen la formación de la estructura básica de músculos, tendones, piel, uñas, etc., y por tanto, las encargadas de las funciones reguladoras de nuestro metabolismo como la asimilación de nutrientes, el transporte de oxígeno y de la grasa en la sangre, parar la actividad de la materia tóxica o peligrosa que puedan circular por nuestro organismo, etc. Son también las encargadas de defender la estructura de nuestro código genético, e inmunitario.

¿Cuáles son las necesidades diarias de proteínas?

La cantidad de proteínas que un ser humano sano necesita diariamente, depende de algunos factores como la edad, teniendo en cuenta que en edad de crecimiento se necesita el doble o, quizás en algunos casos, más que en un adulto. También depende del estado de nuestro intestino, de nuestros riñones, y del alto valor biológico de las proteínas consumidas, si no lo son, esa necesidad es aún mayor.

La necesidad diaria recomendada en condiciones normales es de un 20 o 25% en niños, y un 11 o 15% en un adultos sanos. También hay  que tener en cuenta si se  vive en grandes ciudades, con lo que conlleva un nivel de estrés más grande o en un sitio rural donde se esta en un estado mas apacible y tranquilo y libre de ese estrés.

Tenemos que tener en cuenta que una cantidad de proteínas excesiva, puede afectar gravemente a nuestra salud. Las cantidades de proteínas que el organismo no necesita porque se ha consumido más que la necesaria para el crecimiento o para un recambio proteico, se quema en las células para producir energía. Aunque tienen mas o menos el mismo rendimiento energético que los hidratos de carbono, su combustión es mucho mas compleja y deja residuos tóxicos en el organismo como el amoniaco, y aunque nuestro organismo dispone de un eficiente sistema de eliminación, se puede producir la destrucción de nuestros tejidos, enfermedades graves y envejecimiento prematuro. Su consumo se debe  hacer siempre justo para cubrir nuestras necesidades diarias.


¿Las proteínas deben ser de origen vegetal o animal?

Teniendo en cuenta que solo asimilamos los aminoácidos de las proteínas, el organismo no distingue si estos provienen de vegetal o animal.

Aunque las proteínas de origen animal son las que en principio contienen más cantidad de aminoácidos y en general su valor biológico puede ser mucho mayor en contrapartida con las vegetales, las animales son más difíciles de digerir, y con las vegetales combinadas adecuadamente se puede conseguir un conjunto de aminoácidos mas equilibrado. Cuando tomamos proteínas de origen animal (res, cerdo, aves y pescados), también ingerimos todos los desechos que éstos no pudieron digerir.

Una fuente muy importante en proteínas vegetales pueden ser las procedentes de una combinación adecuada de legumbres con cereales, o lácteos con cereales, frutos secos, soja (siempre procedentes de agricultura ecológica). Se puede conseguir una combinación de aminoácidos equilibrado si, por ejemplo, combinamos lentejas o garbanzos con arroz. Las proteínas del arroz integral contiene todos los aminoácidos esenciales pero son muy bajos en lisina, pero las lentejas y los garbanzos son muy ricas en lisina así la calidad proteica es mayor que la de origen animal y mucho más sana.

Las proteínas animales suelen ir acompañadas de muchas grasas mayormente saturadas y tóxicos que el animal no metaboliza  y muy perjudiciales para nuestra salud y con el peligro de padecer enfermedades cardiovasculares, toxicidad en el organismo, ácido úrico, gota, PH muy ácido, etc.

En general, para aquella gente que aún les cuesta desprenderse del consumo de carnes, se aconseja que una tercera parte de las proteínas sea de origen animal, pero esto no es necesario si se quiere seguir una dieta vegetariana u ovoláctea-vegetariana, pues se puede estar bien nutrido perfectamente con las proteínas vegetales si se hace una correcta combinación. Con las proteínas vegetales, los problemas de estas dietas más bien es la carencia de vitaminas como la B12, o de algunos minerales como la falta de hierro, pero que se pueden complementar con suplementos naturales.

A pesar de la versatilidad de las proteínas, los seres humanos no estamos preparados para para una dieta exclusivamente de proteínas. Se ha demostrado que estas dietas pueden causar, entre otros problemas, graves daños neurológicos además de todos los problemas ya mencionados anteriormente

Nuestra alimentación siempre debe de ser equilibrada, variada, con productos frescos como verduras, frutas proteínas en lo posible de origen vegetal y de preferencia ecológica, y siempre en cantidades moderadas. De esto depende mucho que tengamos una buena salud y calidad de vida, recordemos que no existen las dietas milagro y una dieta proteica en exceso va a perjudicar gravemente nuestra salud y acortar nuestra vida.


Valor Biológico

El valor biológico de una proteína es la fracción de nitrógeno absorbido que es retenido por el organismo y esto representa la capacidad máxima de utilización de una proteína. En otras palabras, una proteína tiene mayor valor biológico, o es de alta calidad, cuando tiene mayor capacidad de brindar nitrógeno al organismo. (las proteínas están formadas por diferentes aminoácidos, entre ellos nitrogenados y no nitrogenados).

Mejorar la calidad de las proteínas

El mejoramiento de la calidad de una proteína se logra aplicando el método de la suplementación. Este método consiste en la complementación de diferentes proteínas (mezcla entre proteínas) para potenciar su efecto. La mejora de proteínas basada en productos de origen vegetal presupone cuatro elementos básicos que se deben combinar entre sí en grupos de a dos o más. Estos son: Las legumbres, los cereales, los lácteos vegetales y los frutas secos o semillas. Para lograr esta mejora de proteína las sugerencias son las de combinar:
  • Legumbres con frutos secos. Ejemplo ensalada de garbanzos con cacahuetes.
  • Legumbres con lácteos vegetales. Ejemplo ensalada de lentejas con brotes de soja.
  • Cereales integrales con lácteos vegetales. Ejemplo trigo con queso de soja.
  • Frutos secos y semillas con lácteos vegetales. Ejemplo almendras con tofu.
  • Frutos secos y semillas con cereales integrales. Ejemplo arroz salvaje con nueces y pasas.

Todas las personas que llevan o piensen adoptar dietas vegetarianas, deben considerar imprescindibles estas combinaciones de complementación proteica y llevarlas a la práctica para satisfacer los requerimientos mínimos diarios y necesidades de proteínas del organismo.

Dictamos Cursos, Talleres y Seminarios personalizados y grupales sobre los temas publicados.

Atendemos consultas sobre trastornos Físicos y Emocionales y realizamos tratamientos con:

Acupuntura, Terapia Neural, Homeopatía, Quiropraxia, Fitoterapia, Radiónica, Cromoterapia, Visualización Creativa, Sanación Cuántica, Terapia de Regresión, Armonización de Chakras y Equilibramiento del Campo Energético.

Informes en Concordia (Argentina) celulares: (345) 154249785 - (345) 155297201 Fijo: (345) 4215373
En Bogotá o Tunja (Colombia) enviar SMS a los celulares: 3003121747 - 3153232822
Viber: +573003121747
Skype: german.lancheros32
Nuestro correo: bioterapeuta@outlook.com

Si consideras ÚTIL ESTA INFORMACIÓN;
compártela con tus amistades y familiares.