miércoles, 8 de junio de 2016

Que es el vértigo posicional paroxístico benigno

El vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB), también llamado vértigo posicional o vértigo postural, es la causa más común de mareo y se caracteriza por episodios breves de mareos desencadenados generalmente por movimientos de la cabeza. El vértigo posicional paroxístico benigno se presenta debido a problemas en el oído interno, que es uno de los órganos encargados del equilibrio.

¿QUÉ ES EL VÉRTIGO?

Todo la gente piensa que sabe lo que es el mareo, pero esto término se utiliza a menudo de forma equivocada para describir sensaciones como desequilibrio, náuseas, hipotensión, debilidad, visión doble, turbidez visual, malestar general, etc. El vértigo verdadero es lo que se presenta como una falsa sensación de movimiento propio o del ambiente y frecuentemente se asocia con desequilibrio y náuseas.

Si no consigues equilibrarte, pero no tienes la falsa sensación de que tú o el ambiente alrededor está en movimiento, esto no es mareo. Por ejemplo, pacientes con lesiones neurológicas pueden perder la capacidad de mantenerse equilibrados en pie, sin necesariamente sentirse mareados. Mareo es lo que sentimos cuando corremos rápidamente o cuando estamos borrachos.

Cuando el mareo es causado por una  sensación de movimiento de rotación, es decir, cuando parece que todo está girando, llamamos vértigo. El vértigo es el tipo más común de mareo.

¿QUÉ ES EL VÉRTIGO POSICIONAL PAROXÍSTICO BENIGNO (VPPB)?

Para entender el VPPB primero se debe conocer el funcionamiento del oído interno.

El laberinto es un órgano presente en el oído, que consiste en un conjunto de arcos semicirculares que tienen líquido en su interior. El movimiento de estos líquidos es lo que ayuda al cerebro a identificar los movimientos del cuerpo y nos mantienen en equilibrio. Gracias al laberinto, el cerebro puede interpretar movimientos angulares y aceleraciones lineales de las fuerzas gravitacionales.


¿Sabes por qué nos quedamos tontos tras rodar? Porque cuando paramos de rodar, a pesar de ya estar parados, los líquidos dentro de nuestro oído interno aún están en movimiento rotacional durante algunos segundos, haciendo que el cerebro interprete que aún estamos rodando. Por eso, a pesar de parados, sentimos la sensación de rotación, caracterizando el mareo y el vértigo.

La aparición de vértigo posicional paroxístico benigno se atribuye, generalmente, a la presencia de cristales de calcio en el interior del canal semicircular posterior, que es el más bajo de los 3 canales del laberinto y el responsable de detectar la aceleración linear de la cabeza. La presencia de estos cristales cambia el flujo normal del líquido dentro del canal, llevando a interpretaciones erróneas del cerebro cuando hay movimientos del cuerpo, especialmente de la cabeza. El VPPB es clásicamente  desencadenado por movimientos específicos de la cabeza (explico mejor más adelante).

Cerca de un 35 a 40% de los casos de vértigo posicional paroxístico benigno son idiopáticos, lo que significa que no tienen una causa establecida. Suaves traumas en la cabeza  pueden ser el factor desencadenante en aproximadamente un 15 a 20% de los pacientes.  Los casos restantes son causados generalmente por otras enfermedades como la otitis media, cirugías de la cabeza, enfermedad de Ménière, neuritis vestibular, migraña y varias otras enfermedades del oído.

SÍNTOMAS DEL VÉRTIGO POSICIONAL PAROXÍSTICO BENIGNO

Los pacientes con VPPB se quejan, en general, de episodios recurrentes de vértigo que duran menos de un minuto.  Náuseas y mareos también pueden ocurrir. Aunque cada episodio individual sea breve, estos pueden repetirse seguidamente durante días, semanas o inclusive meses (la duración promedio es de 2 semanas). Los pacientes tienen, a menudo, repentinas remisiones espontáneas y recurrencias meses más tarde.

Los episodios de vértigo son causados por movimientos específicos de la cabeza, como mirar hacia arriba, acostarse o levantarse o voltearse en la cama. El cuadro puede surgir de repente, con vértigos que aparecen por primera vez tan pronto el paciente se despierte y trate de levantarse.

La presencia de nistagmo, que son movimientos rítmicos y anormales del ojo, es típica del vértigo posicional paroxístico benigno. Hay maniobras que pueden ser llevadas a cabo durante el examen físico, como la prueba de Dix-Hallpike, que ayudan a desencadenar el vértigo y el nistagmo, facilitando el diagnóstico del VPPB.

TRATAMIENTO DEL VÉRTIGO POSICIONAL PAROXÍSTICO BENIGNO

Existen varias maniobras fisioterápicas con la cabeza que tienen como objetivo mover los cristales de calcio de forma a expulsarlos de los canales del laberinto. Estas técnicas son llamadas maniobras de reposicionamiento otolítico y presentan excelentes resultados.

Realizadas en el consultorio de tu médico, las maniobras de reposicionamiento otolítico se componen de varias posiciones simples y lentas en la cabeza. Cada posición se mantiene durante unos 30 segundos después de la desaparición del vértigo o nistagmo. Esta técnica es generalmente eficaz después de una o dos sesiones.

Tu otorrinolaringólogo probablemente te enseñará cómo realizar el procedimiento en sí mismo, así que lo puedes hacer en casa antes de volver al consultorio para nueva evaluación.

Medicamentos generalmente no son necesarios para tratar el vértigo posicional paroxístico benigno.

Damos Cursos, Talleres y Seminarios sobre los temas publicados.
Atendemos consultas sobre trastornos Físicos y Emocionales y realizamos tratamientos con:
Acupuntura, Terapia Neural, Homotoxicología, Quiropraxia, Fitoterapia, Radiónica, Flores de Bach, Visualización Creativa, Equilibramiento del Campo Energético.
Informes en Concordia (Argentina) celulares: (345) 154249785 - (345) 154084655 Fijo: (345) 4215373
En Bogotá o Tunja (Colombia) enviar SMS a los celulares: 3003121747 - 3153232822
Nuestro correo: bioterapeuta@outlook.com
Si consideras ÚTIL ESTA INFORMACIÓN;
compártela con tus amistades y familiares.